El Ser Antropomórfico de Atacama (parte 5/6)

En el primer trimestre del año 2015 recibimos un comunicado de estudioso holandés Henk Hiensch interesado en el estudio de la momia de Atacama. Le dimos la conformidad y el 26 de marzo, de ese mismo año se presentó en el Instituto de Investigación y Estudios Exobiológicos acompañado de la Dra. M. C. de Groot.

En el IIEE. 2015, de derecha a izquierda el Dr. Henk Hiensch, Dra. M. C. de Groot, Carlos Bartlett, David Alvarez y Ramón Navia-Osorio.

El 25 de noviembre del mismo año se dio a conocer los resultados. Al final resultó algo más de los mismo. Veamos que no dijo en su comunicado:

Dado que el estudio se ha limitado a un estudio anatómico de la momia. Aquello parte del cuerpo que no concuerdan con la anatomía humana ha sido obviadas, como la barbilla, la cresta y cavidad ocular, amén de las extremidades.

Empezamos por el final, para ahorrarnos recovecos científicos.

El ser es un feto humano. El profesor Oostra, del Departamento de Anatomía y Embriología y Fisiología, de la Universidad de Ámsterdam, me ha ayudado. Su opinión personal es que el ser es un feto humano normal de cuatro o cinco meses.

Dr. Oostra, del departamento de Anatomía y Embriología.

Resaltamos ciertos apartados que merece cierta atención.

En el apartado FACTORES ADICIONALES. Resalta que tiene un 91% de ADN humano, y que las pruebas del ADN mitocondrial demostraron que la madre del espécimen fue una mujer de Chile.

En el informe que presentó se basó en el estudio que se realizó en la Universidad de Stanford, y bajo la tutela del Dr. Garry Nolan.

Durante los intercambios epistolares que mantuve con el Dr. Garry Nolan, le expliqué en varias ocasiones que el ser pertenecía a una raza diferente a la humana, según me habían comunicado dirigentes aimaras. A la ciencia parece que le cuesta admitir, que, en el siglo XXI, no lo tiene todo controlado. Desconozco el por qué los antropólogos no consulten con el pueblo aimara, pues son ellos los que convivieron con esa raza.

En el apartado DESCRIPCIONES. Las orejas. No hay ningún signo exterior de que hubiera tenido oreja izquierda. En la oreja derecha se distingue vagamente la piel.

Inaudito, dos centros radiológicos diferentes han afirmado que el hundimiento del pabellón auditivo derecho junto con la fisura del humero fueron lo que posiblemente le causaron la muerte. En su descripción ni siquiera lo menciona.

Fontanela anterior. Es difícil saber si está o no cerrada correctamente… El Dr. Halcrow, cree que la fontanela esta allí todavía. Doctores que han tenido en sus manos al ser, han visto que las fontanelas las tenían cerradas.

Para el señor Henk Hiensch, el pedúnculo que le sobresale del abdomen cree que es el cordón umbilical, cuando esa parte anatómica se disgrega con el tiempo. Consultado con doctores sobre el pedúnculo, todos se han inclinado a que es parte del intestino.

En DESCRIPCIONES, apartado Q.- Los genitales. Lo que se ve, que parece un pequeño pene con un prepucio retirado y un escroto a continuación. No estoy seguro. Lo he esbozado en la imagen de la derecha.

La primera noticia de un pene, en toda regla, en un cuerpo femenino

Apartado TEORIAS

Hemos observado con cierta repetitividad a Sherlock Holmes, y la Navaja de Ockham, curiosamente me viene a la memoria el libro, Extraterrestre, de Avi Loeb, director del departamento de astronomía de la Universidad de Harvard, y que leí recientemente. También cita en varias ocasiones a ese personaje de Arthur Conan Doyle y a Guillermo Ockham.

El señor Hiensch escribe:

Incluso el principio de la Navaja de Ockham me dice que las entidades que nunca se ha comprobado su existencia nunca deben ser usadas para explicar cualquier fenómeno. Además, ya que no hay evidencia científica de vida extraterrestre…

Creemos que ese pensamiento no se ajusta a la realidad.  El principio de parsimonia o fácil, es precisamente que estemos ocultado algo no catalogado por la ciencia. Recordemos el descubrimiento del Hombre de Flores. Lo que sucede es que la ciencia y ciertos gobiernos llevan años encubriendo una realidad que desea aflorar, y no se le permite.

El paroxismo de la descalificación llego de la mano de la Universidad de Cambridge, del Instituto McDonald de Investigación Arqueológica de la U.C.

El señor Hiensch, había solicitado del anterior organismo una colaboración, a la cual respondió el Dr. Andrew C. Clarke. Lo siguiente:

El Dr. A. Clarke organizó una reunión con sus colegas de laboratorio para discutir con sus colegas si el Instituto podría colaborar en el proyecto. Sin embargo, llegaron a la conclusión de que el espécimen era un engaño.

El objeto es posible que sea un compuesto de huesos de diferentes individuos (posiblemente de diferentes especies). Algunos de los huesos pueden haber sido modificados para hacerlos encajar en el nuevo esqueleto. Por ejemplo, los huesos de las piernas pueden provenir de los huesos humeros de los dedos de la mano. El objeto no puede ser de un solo ser humano juvenil debido a la presencia de las rotulas y otras características no existentes en los niños…

Si estos señores se dedican a la arqueología, debemos de tener cierta precaución en admitir religiosamente sus veredictos. Por otra parte, es curioso sus deducciones, cuando en la historia de esta disciplina y otros conexos, hombres de ciencia, han tratado de falsificar procesos evolutivos.

Entre otros parametros hemos encontrado diferencias substanciales que no han sido debidamente tratadas

Trabajo efectuado el 19 de octubre de 2015 y entregado a primeros de 2016.

El doctor Henk Hiensch desde comienzo considera el espécimen como un feto de cuatro o cinco meses.

No consideró los siguientes datos:

  • Las diferencias de las placas del cráneo respecto a las humanas.
  • La longitud del cuello.
  • La diferencia de costillas.
  • Tejido óseo muy marcado en el centro del cráneo.
  • Fontanelas cerradas (3).
  • Sin rotula (Patela).
  • El apéndice que se observa no es cordón umbilical (3-11).
  • No es de sexo masculino.
  • Se refiere en varias ocasiones como alienígena.
  • Tenemos que tener presente que el espécimen era infante, no adulto.
  • No existió proceso de maceración, solo de momificación salina.
  • La cabeza no está deformada (9).
  • No posee uñas (9) El ser dispone de parpados y cejas (8).

Los análisis no se completaron por la Universidad de Stanford, por falta de correspondencia.

Al señor Hiensch le había hablado extensamente del pueblo gentil, pues pensaba que sus viajes al Perú y paises limítrofes podría obtener información de ese pueblo. Así con cierta frecuencia me solía mandar un correo preguntándome sobre nuevos descubrimientos. Un detalle muy importante y que tomamos con toda la consideración. Ojalá todos mostraran el mismo interés que este señor.

Henk Hiensch (19/12/2016 – outlook)

Some time has passed since our last correspondence. I am curious to know if you have come across new clues to suggest the (former) existence of the Gentiles. I would be very interested to learn more and perhaps it can even inspire a new project or collaboration.

Hope hearing from you soon, and season greetings.

(Traducción:
Ha pasado algún tiempo desde nuestra última correspondencia. Tengo curiosidad de saber si has encontrado nuevas pistas para sugerir la (ex) existencia de los gentiles. Yo estaría muy interesado en aprender más y tal vez incluso puede inspirar un nuevo proyecto o colaboración.

Espero tener noticias de usted pronto, y saludos de la estación.)

El Mundo Científico

Uno de los problemas que nos encontramos es que el espécimen no fue hallado por un antropólogo o un arqueólogo o sus disciplinas conexas. También, es importante la nacionalidad de la persona quien tiene el espécimen. Los ingleses son maestros en cuestiones políticas y hasta lingüísticas. Solo para personas que entiendan.

Ciertas voces acreditadas chilenas levantaron la voz ante los estudios que se llevaron a cabo para determinar el origen del espécimen. Saqueo del Patrimonio Nacional. Y es que no se enteran, un espécimen expuesto en todos los medios de difusión chileno nadie le hizo el menor caso.

Estas cuestiones me llevaron muchos quebraderos de cabeza, recibiendo carta de cierta universidad para que lo enterrara. Otras me ponían de vuelta y media, pero es que la ignorancia hace a las personas atreverse todo. No importa que tenga o no título, cuando la masa lanza un bulo, es como un tsunami, nadie la puede parar, pues ya no reflexionan.

Aunque el encabezamiento nombre a los científicos, no encontré mientras estuve en Chile, nadie del establishment científico que se preocupara de ello.

La prensa en Chile. «La Cuarta» octubre 2003.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

X