El Ser Antropomórfico de Atacama (parte 4/6)

Tras una larga espera, por tratarse de un estudio del ADN, le cursé varios emails al Dr. Garry Nolan. Contestó a todos y muy rápidamente. El análisis me pareció que estaba fuera de órbita. Consulte con varios profesionales amigos y me indicaron que seguramente no sabía cómo salirse de ese atolladero.

Es una lástima que no pueda facilitar nombres, pues la situación en estos aspectos está al rojo vivo. Para cuestiones graves parece que no existe justicia y para nimiedades te cortan libertades.

El análisis es una serie de contrasentido que nos llevaría varias páginas, solo pondré un par de páginas para que puedan apreciar lo perdido que estaban estos universitarios.

En mayo de 2013, a raíz de conocerse el estudio de la U. de Stanford, Jaume Ametller dirigió cartas a los diferentes doctores que habíamos mantenido conversaciones sobré el Ser. No damos nombres para no comprometer a ciertos forenses, Uno de ellos refiriéndose al informe de la U. S. no estaba de acuerdo con él, y añadió:

Yo nunca lo calificaría como informe, pues me parece muy deficiente. Si nos fijamos en el informe del Dr. Nolan carece de paginación, fecha y firma y por ello no puede tener ninguna aplicación como no sea con carácter preliminar entre grupos de amigos. He visto muchos informes sobre ADN, pero como este nunca.
El de Lachman carece de paginación. Su introducción es propia de una carta más que de un informe en una cuestión controvertida.

El primer estudio que llevó a cabo el grupo de Garry Nolan no fue muy acertado. En un email que le curse sobre el sexo del espécimen, le pregunte si estaba seguro que el ser era macho, ya que la Universidad de Granada, el Dr. Álvarez, me había comunicado que era hembra. El hombre muy correcto corrigió inmediatamente. Si efectivamente era una hembra. Esa reacción me causó consternación.

Entre los doctores la situación no estaba clara. Para el Dr. Garry Nolan era un feto, mientras para el doctor Ralph Lachman decía que tendría de 6 a 8 años. Igual que había informado la Clínica del Dr. Manchón.

Después veremos cómo en todo existe una política que lo tergiversa todo, y el Dr. Lachman se mantuvo durante mucho tiempo diciendo que murió siendo joven. Tiempo después, por arte de birlibirloque cambió su declaración. El mismo Dr. Nolan en el segundo informe desestimó toda la información que le ofrecí sobre el pueblo gentil, llegando a decirme que enterrara al Ser.

Una vez finalizado el triste y mal intencionado informe, el Dr. Steven Greer procedió a la proyección del film Sirius. Por desgracia los horizontes de cualquiera no están encaminado en su estudio, sino en los réditos económicos del proyecto. Me entristeció el panorama y de haber colaborado a fines ajenos a mi voluntad.

El 9 de marzo de 2013 recibí la invitación para asistir al estreno del film sobre el ser de Atacama. Fue enviado en inglés, y solo he dejado en ese idioma la parte final.

El 14 de junio de 2013, en una entrevista que se realizó en el sitio Grewi de Alemania. El Dr. Garry Nolan dejó bien claro durante la entrevista que:

NO EXISTE CONCLUSIONES DEFINITIVAS

Ni yo ni el Dr. Ralph Lachman (especialista en trastornos de la medula que ha estudiado el espécimen) no ha tomado una conclusión definitiva sobre la edad del cuerpo. En el documental “Sirius”, solo estoy especulando sobre el origen de la muestra de la información que tengo en ese momento. Mi intención era simplemente para demostrar que podemos hacer buena ciencia en áreas controversiales.
Cuando digo a la cámara que “vivía, comía y respiraba”, estas son palabras mías y no las del Dr. Lachman. Sólo el estudio del esqueleto surgiere que el espécimen podría ser mayor que la indicada por su apariencia. Sin embargo, “surgieren” no significar “probar” el ser de 6 a 8 años. Quizás este resultado sea el proceso de momificación de una forma de envejecimiento acelerado. No sabemos todavía.

Estas declaraciones no parecen coincidir con los emails cursados con el Dr. Nolan. Lo relacionado con la edad de 6 a 8 años, solo lo he leído en los informes del Dr. Lachman.

Las diferencias abismales que existían entre el Dr. Nolan y el Dr. Lachman, este último un descollante investigador y reconocido en todo el mundo, nos sorprendieron.  Sus libros se estudian en diferentes universidades. Pueden consultar en Wikipedia para conocer mejor quien es el Dr. Lachman. Sospechamos que en aquella época ambos pertenecían a la Universidad de Stanford y por razones ignoradas cambió de parecer.

Le cursamos una carta que no recibió respuesta, pues es de suponer que un cambio de opinión tan drástico se debió a una causa muy fuerte, pues la última declaración del eminente doctor le dejaba fuera de juego, y a pesar de ello, Lachman cambio.

Los análisis levantaron una enorme alegría a todos aquellos enemigos contrarios a otras vidas, a otras culturas y a nuevos horizontes, como si estuviéramos condenados a ser siempre los mismos. Fuera de nosotros no existe nada más que un enorme vacío. Sin embargo, los otros, los que no estaban de acuerdo callaban y me recordaba aquel film, «El silencio de los corderos«. Me preguntaba ¿Por qué? Qué razón existe para que la mayoría silenciosa siempre calle. Al callar otorgamos, pero esta situación se suele dar en todos los comportamientos humanos, como si esperase que un Don divino viniera en su ayuda.

Fijémonos en la página seis de la Universidad de Stanford, como el Dr. Lachman mantiene que el ser tenia de seis a ocho años. Un tiempo después cambió de opinión. Estos cambios tan radicales estamos acostumbrados a verlos en lo que se refiere a los no identificados, a las mutilaciones y a todos los temas que trate sobre la existencia de otras vidas.

Por aquellas fechas mantenía correspondencia con el amigo Virgilio Sánchez Ocejo, que por tierras estadounidense estaba interesado en el ser de Atacama. Consulto con el Dr. Burunat y este me paso el siguiente escrito:

OUTLOOK 2014 – CA Virgilio Sanchez Ocejo

Hola Ramon Navia,
He estado tratando de armar un muñeco a través del conocimiento embriológico y es imposible porque los huesos del viscerocraneo tienen un origen en la cresta neural del ectodermo y los del neurocraneo del mesodermo paraxial, por otro lado me gustaría ver las fotos porque el occipital con el agujero magnum tiene un perfecto sise, en las patologías de Dwarfism es muy estrecho, pude ver que el agujero mágnum de atacama está en relación con su talla, también quiero analizar el pliegue óseo occipital y el occipital en forma de espaldar de silla he estado buscando una respuesta sobre esta raza y es imposible, si su arcos branquiales 2 y 3 eran productos de mutaciones podrían probar una displasia ectodérmica muy similar a la cara de un gris con micrografía, poco desarrollo auditivo y escasa musculatura y mandíbulas, no pelos y una megalocardia, sin embargo, el parietal y el occipital al no tener el mismo origen embriológico que los huesos de la cara es imposible demostrar esto, los genes de un sitio no actúan en el otro, además las osificaciones en un lugar son membranosas y en otro lado cartilaginosas.
Definitivamente es una RAZA, independientemente de su origen extra o intraterrestre.
Ahora tengo una pregunta, Que tipos de minerales o elementos de la tabla periódica de Mendeléiev existe en esa zona que pudiese atraer a visitantes???

Saludos JBURUNAT

El 6 de mayo de 2015 un eminente doctor, no respondió a nuestra petición sobre el informe de la Universidad de Stanford. He aquí el comunicado:

Con este comunicado cerramos este capítulo para proseguir con la investigación del holandés Henk Hiensch.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

X