Espiritualidad versus fisiología

pavlovMe daré en estas líneas un gusto inusual: en lugar de presentar teorías, especulaciones, reflexiones o investigaciones a mis lectores, invertiré el proceso esperable y común y pondré a trabajar las neuronas de ellos a mi favor. Porque esta vez es servidor de ustedes quien tiene una duda cruel, que le atenaza los respiros y acosa en noches de insomnio, y que podría expresarse así:

¿No estamos observando demasiado pasivamente una desbordante fisiologización de la Espiritualidad?.

De acuerdo. Voy a explicarme. O tratar de hacerlo.

De un tiempo a esta parte -tanto a través de medios de comunicación especializados como (especialmente como) los que no lo son- venimos siendo testigos de una avalancha de aparentes «progresos de la neurofisioología» que explican procesos habitualmente tenidos como subjetivos, meramente psicológicos y hasta metafísicos en términos endócrinos, glandulares, electroquímicos. Por caso, según esta corriente, la presencia de «fantasmas» y entidades tendría así una explicación «científica», como vemos aquí. Hoy, el ejemplo paradigmático de lo que estoy preguntando son esos supuestos estudios que mostrarían que una pequeña siesta de veinte minutos permite «resetear» el organismo y ayuda a una vida feliz.

¿Y cuál es el problema?

Que, por extensión, esos fisiólogos sostienen, entonces, que la meditación no tiene nada «especial», quedando así reducida a la pálida categoría de una seudosiesta.

Es inevitable aquí puntualizar. Cualesquiera de nosotros que sepamos disfrutar tanto de la siesta como de la Meditación, sabemos que no es lo mismo. Tanto por su naturaleza, su contenido y sus efectos aplicables. El punto es que una enorme masa de la población, que aún no ha internalizado la comprensión de los beneficios (para sí mismos y para el colectivo) de meditar, a partir de la difusión de estos estudios se pregunta seriamente que para qué hacerlo, si basta con relajarse y semidormir media horita. Y como por experiencia sabemos que no es lo mismo, sólo podemos en este punto preguntarnos si (a) estamos equivocados y sí lo es, o (b) esta confusión no tiene nada de confusión y se genera a propósito, intoxicando el concepto trascendente de Meditación, degradándolo a simple proceso orgánico para quitarle entidad y potencial de transformación, insisto, tanto del individuo como de la Sociedad en su conjunto.

Así que molesto en esta ocasión a mis lectores no con ánimo de incordiar el avance presuroso de la Ciencia, sino para preguntarles, consultarles cual internáutico oráculo ante lo que señalaré como un «hiato», una «zona negra» de tanta fisioogía academicista disfrazada de desmitificadora racionalista: ¿alguien puede explicarme -si esa postura fuera correcta- cuál es el proceso, el mecanismo, la transmisión por la que, por ejemplo, una imagen eidética, una «visualización mental» se transforma en impulsos eléctricos o liberación de sustancias químicas?.

Creo que esto es más importante de lo que parece. Cualquier divulgador científico dirá que, por ejemplo «imaginar un campo soleado con pajaritos piando libera endorfinas que, etc., etc., etc.» y la masa devota de multiplicadores no razonantes (léase «medios de prensa») acotan algo como: «he ahí una explicación científica». Sorry, boys; no han explicado nada. Explicación sería que explicaran cómo -por eso escribí: el proceso, el mecanismo, la transmisión, la conversión de software a hardware, bah- la «imagen» dispara, supongamos, endorfinas. Y de nada vle que vengan por aquí a decirme que la explicación es válida porque «repetibilidad», es decir, que porque cada vez que visualicemos el campito soleado se comprobará un aumento en la secreción de hormonas porque puedo proponer una explicación alternativa que la misma repetibilidad así justificaría. Decir, por ejemplo, que por Ley Universal de Correspondencia lo que ocurre en el plano espiritual, o en el plano de las Ideas se corresponderá de manera acausal con lo que ocurre en el plano denso, material y las «pruebas» demuestran que la razón la llevo yo.

Una vez más: las «pruebas», las eviedencias, por sí mismas y solas no demuestran nada. Todo depende de la teoría, marco referencial o paradigma al que son incorporadas. Así también, lo que yo presento como «prueba» de mi especulación cualesquiera de ustedes puede presentarlo como «prueba» de una especulación absolutamente opuesta.

Así que ahora puedo resumir la razón de ser de estas líneas. Fuera del hecho que (realmente) me agradaría que alguien pudiera responderme cabalmente esa pregunta cuya respuesta ignoro,  es mi intención poner de relevancia como no solamente con argumentos pretendidamente «científicos» sino con el montaje del refuerzo de un compulsivo paradigma cientificista. Y ese paradigma fue construido y es reforzado con una intención, un propósito y un objetivo, por un grupo de Poderes a los que no puede resultarles indiferente un eventual crecimiento de la Espiritualidad. Qué mejor, entonces, para sostener el control, la explotación, el drenaje de recursos, el sometimiento, que sabotear, que torpedear una Espiritualidad liberadora en base a un programa de cuatro puntos:

  • Intoxicar la creciente Espiritualidad con estrategias (y personajes) totalmente funcionales al Sistema, contaminándolo con tácticas de marketing, aranceles inaccesibles, discursos reivindicatorios de la práctica de mirarse el ombligo.
  • Construir un «paradigma academicista» donde, sin saber bien porqué, las masas estén plenamente convencidas que «la verdad» (infuso concepto del que se habla generalmente sin preguntarse primero qué significa) está en lo que digan los científicos (mejor aún; los académicos) y que todo cuestionamiento de ello, en lugar de considerarse como un sano debate y enriquecimiento de ideas, es cuando menos una expresión de ignorancia y aún más, de abuso de credulidades lindando lo delictivo.
  • Las corporaciones ecleciásticas (que no la Espiritualidad con mayúsculas) son a las corporaciones académicas (que no a la Ciencia con mayúsculas), lo que ISIS a Israel, Al Qaeda a USA o la URSS también a EE UU. Son la «otredad peligrosa» pero imprescindible para justificar su propia existencia. Por ello, sostenerlas disimuladamente aún cuando la evolución sanamente erótica de la naturaleza humana las vaya a desechar como viejas vestiduras en el camino.
  • Y mientras tanto, reforzar en las creencias de las masas la identidad (la confusión, en puridad) que «espiritualidad» es sinónimo de «religiosidad ecleciástica», es decir, que no hay una espiritualidad lícita fuera de las iglesias.

Éste es el cuadro. Mientras tanto, observemos….

O aprovechemos para meditar, recordando aquellos versos de Chesterton:

«Cuando las mentes lógicas nos inviten a observar

de qué frío maquinar

el mundo hecho está

nuestras almas responderán en las sombras:

«Tal vez sí, pero hay otras cosas…»

8 comentarios de “Espiritualidad versus fisiología

  1. Jose Acosta dice:

    Perdona Gustavo ..pero se me quedo algo en el tintero…y no sera que estas “entidades Inteligentes” les hacen el juego y se presentan, como tu dices, “proteiforme”? …y obtuvieran los mismos resultados rascandole el dedo gordo del pie derecho. a los sujetos…y unos veran el platillo y otro La Virgen Maria….”el que busca siempre encuentra”…. Saludos..el amigo Psiquiatra-Babalawo Jose

  2. Jose Acosta dice:

    OOPS…repitoel primero que no apararecioo…Saludos Gustavo :muy bueno tu comentario sobre la explicacion Cientificista de la espiritualidad. Lo mismo quisieron hacer, con algunos resultados con la Psique Humana. Como sabes mi entrenamiento e influencia es Jungiana….»»La depresion es una caida de las aminas cerebrales’…»La ansiedad es un aumento de la adrenalina’..etc etc. Acusando de «culpable» del fenomeno…desconociendo que al menos serian «complices» de una expresion que se presenta sincronicamente en un plano…que pudiera ser, en tambien nuestro,otro plano su verdadero origen.Que aparezcan juntos no asegura la relacion Cusa y efecto…sino su sincronicidad.!!!Han matado la Psicoterapia y ahora van con la espiritualidad!!…nada, amigo, les es mas facil el control sobre el Ser Bioneurofisiologico que sobre el, de por si, Ser libre mientras mas espiritual es…un abrazo…Dr Jose Acosta Psiquiatra- Babalawo

  3. guillermo Rivarola dice:

    Estimado colega Jose, no pretendo polemizar ni tampoco digo nada novesoso, respeto tu influencia Jungiana que comparto en parte, pero estimo que debemos dejar al Espiritu (lo que somos) en su lugar, y a la fisiologia (que es propiedad de nuestro Cuerpo Fisico) en el suyo.- Considero que la ansiedad (estado de un Emocional no controlado por un Mental entrenado) no es producto del incremento de adrenalina sino justamente lo contrario donde el proceso fisiologico de la adrenalina es efecto y no siempre sincronico.- Un abrazo.- Dr. Guillermo Rivarola – Psiquiatra – Los Molinos.-

  4. Jose Acosta dice:

    Gracias Dr Rivarola…lo de la Ansiedad es discutible…pero lo puse solo de ejemplo.Lo que quise abordar era el Cartesianismo Soma-Psique que tanto ha lesionado el entender los problemas humanos, los mentales y la Practicas de la Psicoterapia(Psique del Griego alma),,en mi evolucion Individual y mi practica Psicoterapeutica el «Pienso, luego existo»‘..lo he cambiado para»Existo,luego pienso»..ahora, como tambien Sacerdote de Ifa-Babalawo, retomo los ancestrales conocimentos que sobre el ser Humano como Unidad…como entidad no fisica que habita en un cuerpo, si, Fisico.y por ende buscar sus trastosnos y sus vivencias Psicologicas mas alla de la sola expresion fisica ….en un solo lugar…..Abundar mas, seria apartarnos, de lo planteado por Gustavo.. Afectos Dr Acosta

  5. leonardo dice:

    hola gustavo, muy interesante el tema que planteas, la maquina necesita seguir teniendo el control, no se puede permitir dejar que mas seres despierten, va a usar todo lo que tenga a su alcance para lograrlo, la maquinaria utilizada puede ir desde las vacunas que nos colocan cuando nacemos, pasando por alto los tratamientos antes de nacer, la alimentacion a la que somos expuestos, pasando por los programas educativos, medios de comunicacion, redes inalambricas que nos irradian todos los dias, todo interrumpe la tranformacion, y tambien porsupuesto diferentes programas para el despertar de la conciencia que se puede comprar en una tienda virtual. Pero me alegran los avances academicos, cientificos, sicologicos sinceramente, suena a sarcasmo pero si lo pensamos un poco vemos que si la maquina esta tan preocupada por la humanidad y hace todo lo que hace para mantener el control, incrementa mi sensacion de certeza y de que la busqueda no es en vano y que es lo mas importante de mi existencia. muchisimas gracias.

  6. Josep dice:

    Hola Gustavo, como siempre nos haces pensar, y se agradece. Las experiencias espirituales son lógicamente efectos de nuestro cuerpo material, de la misma forma que, si cuando estos señores están viendo en la Televisión un partido de fútbol, del Barça, por ejemplo, y les desajustas la sintonía, lógicamente dirán: -Mira, está nevando en Barcelona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X