La Policía Astral

No, no es un buen título, seguramente. Soy antimilitarista por formación y elección, y toda referencia a quienes porten uniforme y armas me suena radicalmente antiespiritual. De lo que, después de todo, trata este artículo. Pero ocurre que tanto la mención del epígrafe como un sucedáneo (“Policía Oculta”, escribió la esoterista y psicoanalista Dion Fortune) se ha popularizado lo suficiente en el ambiente esotérico –por lo menos, entre quienes gustamos de revisar viejos arcanos del «Esoterismo exotérico», si tal dicotomía fuera posible- que hasta la legendaria y malograda FUDOSI (Federación Universal de Órdenes y Sociedades Iniciáticas[1]) no sólo así se refiriera a ella sino que –al igual que nosotros, los miembros del Centro de Armonización Integral, de Argentina) adoptó su símbolo representativo como isotipo identificatorio.

Símbolo de la Policia Astral y del CAI

Haríamos sin embargo más honor a la verdad filosófica si simplemente le llamáramos –en un sentido más digerible para quienes tengan una perspectiva blavatskyana- “Hermandad Blanca” o de los “Nueve Desconocidos”. Se trata, sucintamente, de un conocimiento al que trabajosos adeptos llegaron por vía iluminista: en algún etéreo sentido, un grupo sempiterno de nueve boddhisattvas –siempre nueve- eligieron detener su evolución hacia otros niveles para ayudar a una humanidad rezagada. Velan sobre todos y cada uno de los seres humanos. No se atribuyen propiedades angélicas ni exigen algún tipo de coercitiva devoción yahvídica: simplemente allí esperan por el llamado de quien los necesite.

Pero como corresponde a una naturaleza suprahumana, sólo responden a un metalenguaje: el de los símbolos. Porque el conocimiento de los mismos no sólo habla a las claras que quien los emplea ha transitado el camino necesario para disponer de ese beneficio, sino también ha accedido a su comprensión, aunque más no sea de la forma inconsciente en que todo símbolo, a fin de cuentas, una “máquina psicológica generadora de energía”[2] actúa desde los estratos más profundos sobre nuestra vida. Así, el símbolo del CAI, un triángulo equilátero escarlata inscripto en un círculo plateado, ilustra metafóricamente el esfuerzo que el hombre, aún desde su roja materialidad, hace para ascender –por eso el triángulo apunta hacia arriba- hasta alcanzar un contacto, un conocimiento de lo divino en sí que no será quizás tanto espiritual –pues esa realización es la nirvánica aspiración cumplida de todo buda- sino, cuando menos, intelectual –la perfección del círculo encierra el color de la plata, símbolo de lo lunar y a su vez del conocimiento que brota del inconsciente, “esòterykòs” (“abriendo una puerta”) ya que así como la Luna no brilla con luz propia sino reflejando la del Sol, la mente consciente no brilla sino es a través del reflejo que de lo akhásico (las descargas azuladas amorfas del fondo de la ilustración) hace la mente inconsciente sobre lo conciente.

Aún más. Ese Triángulo también representa la Tríada superior (una trinidad tomada como una unidad) combinación de Atma (el aspecto divino en la constitución del hombre) – Buddhi (el vehículo de Atma, la potencialidad de la inteligencia, la percepción directa) – Manas (el principio de la mente que liga lo superior con lo inferior, la individualidad con la personalidad).

Nunca me cansaré de insistir, nunca será suficiente repetir que el Esoterismo cuenta con dos proposiciones de valor absoluto y aplicación inmediata, de cuya simplicidad nace precisamente su eficacia. Una, es aquella que enseña –me he extendido en otra ocasión sobre esto y no pienso plagiarme, hoy, a mí mismo- que aunque todas las afirmaciones de estas enseñanzas fueran originariamente falsas, el hecho de estar sosteniéndolas, transmitiéndolas y creyéndolas a través de los siglos termina por hacerlas realidad ya que las convierte en entelequias[3]. La otra tiene que ver de plano con la cuestión que nos ocupa: si por meditación, elevación espiritual y profundo conocimiento de las causas fundamentales un grupo de esoteristas asocia un determinado conocimiento a una figura simbólica, aunque el paso de los siglos haga que se pierda la “información explicativa” de ese símbolo siempre podrá otro honrado grupo de esoteristas, por el mismo recurso, recobrar su significado. Se trata, básicamente, de una evocación.

Y esta evocación es lo que concita sobre nosotros, en situaciones de alto riesgo, de peligro, la protección de la Hermandad Blanca cuando visualizamos, física o mentalmente, el símbolo de esta Policía Oculta, que no tendrá un 911 –o el número que corresponda en su país- para acudir al rescate cuando le llamemos pero donde el símbolo –de ahí el mediocre apelativo- funge la misma función. Podría aburrirles horas relatándoles episodios donde el símbolo de la Policía Oculta resultó efectivo más allá de toda duda posible, donde situaciones –especialmente de riesgo físico, y allí no caben malinterpretaciones, simples “casualidades”[4] o “profecías autocumplidas”. Como en el caso de aquella alumna mía, respetada profesora de Grafología de mi ciudad que habiendo colocado días antes en su automóvil –un pequeño y vetusto Fiat 600- estos símbolos[5], choca violentamente contra la parte posterior de un camión cargado de escombros; buena parte de los mismos se abalanzan sobre el pequeño automóvil que termina completamente destruido… pero con su conductora aterrada pero felizmente ilesa. O en mi caso particular, confeso y convicto fanático de las motocicletas e ínclito protagonista de algunos porrazos fenomenales de los que no he conservado más recuerdo que ropas destrozadas y algún que otro raspón en mi cuerpo, virtud que atribuyo al omnipresente símbolo de la Policía Oculta en mis bolsillos.

Ciertamente, algún lector puede preguntarse, con ánimo solidario, porqué si las bondades de este símbolo (o, para hacer honor a la verdad, aquello con que nos comunica su simbología) son tales no se ha masificado su empleo ante el triste espectáculo de tanta tragedia cotidiana y sólo somos agraciados nosotros, los que estamos hermanados en “Al Filo de la Realidad”. La respuesta podrá sonar cruel, pero no mentirosa: porque llegar al momento de su conocimiento también es parte del camino. Porque –por si no se han dado cuenta- el Esoterismo es absolutamente elitista y aristocrático. Pero no en aras de una aristocracia financiera, o de quienes gozan las prebendas de haber nacido cosmopolitas y primermundistas por mérito –o demérito- ajeno. Es aristocracia en el sentido más etimológico posible de la palabra, porque –tal vez es hora que se detengan a reflexionar en este punto- todos los hombres (y mujeres, claro) somos iguales en esencia, poco iguales en potencia y totalmente desiguales en acción.

Cualquier otra igualdad pregonada es simple pseudointelectualidad progresista mal digerida o discurso demagógico. Claro que a los políticos les conviene que la masa crea que todos somos iguales: es la única forma de hacerse con el poder, si el voto de un corrupto mediocre le hace esperar el cargo estatal prometido a la par del indigente que acepta votar a quien le regala un par de calzados junto a usted, que se toma todo el tiempo necesario para pensar, para comparar, para escuchar, leer y entonces, bien o mal, elegir. A este Sistema de Cosas le conviene hacernos creer que todos somos iguales: es entonces igual el delincuente acostumbrado a robar, a extorsionar, a expoliar, el marido y padre alcohólico, violento, pendenciero y golpeador que usted, ávido de amor, de poesía y de paz, preocupado o preocupada por el crecimiento más humano de sus hijos o de extender la mano solidaria a quienes la necesitan.

¿Iguales?. No, gracias; paso.

Ups. Estábamos hablando del símbolo de la Policía Oculta y miren dónde venimos a parar. Mejor me voy a dormir. Que sueñen con el símbolo, que, por si no se los dije, es la más efectiva protección, también, contra los ataques astrales de “cascarones” y “larvas”, según habrán aprendido en nuestras lecciones de “Autodefensa Psíquica”.

Buenas noches.

[1] Una organización que desde los últimos años del siglo XIX hasta poco antes de la Segunda Guerra Mundial se generó en Europa –con el concurso de verdaderos cerebros de la “intelligentzia” esotérica como René Guénon, W.B.Yeats, Eugene Castellot y cuyo objetivo era reunir en congresos anuales a distintas vertientes ocultistas con el fin de aunar estrategias para un mejor servicio al mundo. Se cae de suyo que la idea no prosperó; algunos colegas suponen que su destrucción fue buscada por las mismas fuerzas de la Oscuridad, yo sospecho un final más plausible pero menos glamoroso: conociendo el ambiente, poder reunir en estrategias operativas comunes a esoteristas de distinta extracción es una tarea tan ímproba como unificar la pléyade de agrupaciones y movimientos de izquierda que en cualquier país tercermundista gire fuera de la égida del Partido Comunista.

[2] Según la feliz expresión del psicoanalista y astrólogo argentino Dr. Norberto Litvinoff

[3] Según Aristóteles, una “entelequia” es una “idea que aguarda el momento en que la materia de los hechos la haga realidad”

[4] “El azar es la firma de Dios cuando quiere permanecer anónimo” reza un refrán que me encanta citar y cuyo autor, claro, también es anónimo.

[5] Lo más sencillo s hacer,.os manualmente en papel o cartulina de esos colores, plastificarlos y colocrlos, en el caso de un vehículo, en el parabrisas –arriba a la derecha, visto desde el interior del rodado- y en la luneta trasera en la misma posición. También puede colocarse en comercios o viviendas, en la pared enfrentada a la puerta de acceso; es especialmente útil para prevenir la violencia familiar, la irrupción de asaltantes, accidentes, etc. En esta ocasión sugerimos imprimir la ilustración que acompaña esta nota, plastificarla y darle el destino que se desee. Piense también en sus seres queridos y reenvíe este artículo.

20 comentarios de “La Policía Astral

  1. Ernesto Chaves Limongi dice:

    Hola Gustavo:

    Que decir?
    Como de costumbre, muy interesante!!!

    Es increible y aun cuando no tengo necesidad de adularte, hemos coincidido en casi todos los temas, aunque como resulta obvio, en algunos detalles podemos diferir, per se hace evidente que a todo Señor, todo Honor.

    A propósito amigo, en éste texto [La Policía Astral], aparecen algunas etiquetas en tu WEB, que no aparecen, solo se lee, por ejemplo, [2], será un error de mi equipo, de mi conexión o quizá debas hacer algún ajuste?

    Cordial saludo

    Ernesto Chaves L
    Bogotá, Colombia

  2. Jose R. Graña dice:

    En Octubre del 2008 termine de escribir mi novela «Policia Astral», publicada a comienzos del 2009 y de venta en Amazon y muchos otros lugares de Internet en todo el mundo. Me encantaria que la leyeran y me hicieran llegar sus siempre atinados comentarios. Gracias, JRG

  3. Jose R. Graña dice:

    Estimado Gustavo,
    Si pasas por Miami o tienes un amigo por aca que te la lleve, con gusto te regalo un ejemplar firmado y dedicado.
    No faltaba mas.
    Pepe

  4. valentin dice:

    hola gustavo recien hace poco me entere de tus trabajos. yo eh tenido experiencias varias con avistamientos y un contacto extra fisico.no se como decirlo. jeje. telepatico..en fin. cerca de uritorco.
    tambien tengo unas fotos de famosos «chemtrails» en el patio de mi casa. donde salio un ovni triangular semi transparente. me gustaria facilitarte las fotos si te interesa para que me des una opinion.
    gracias por el espacio.
    valentin,

  5. Adriana dice:

    Señor Fernández: Considero que lo que tengo que decirle es de suma importancia. Para usted personalmente, dado que entiendo que tiene el deseo de llegar hasta el final en sus investigaciones y «descubrir la verdad» de las abducciones, como muchos de nosotros…pero fundamentalmente creo que será vital para todas aquellas personas que sufren (aunque a nivel consciente no lo crean así) con este fenómeno, que según mi actual óptica, poco tienen de imaginario y/o espiritual y/o beneficioso para el ser humano.
    En Italia el Dr.(en química)Corrado Malanga hace 40 años que se dedica a la investigación ufológica y más de 20 TOTALMENTE dedicado a dilucidar el fenómeno de abducción. Con resultados tangibles y concretos. La mayor parte del material está en italiano, absolutamente a disposición de todo el mundo. El poquísimo material en español disponible, es fruto de mi pequeño/gran (con una neurona sola el trabajo se hace pesado) esfuerzo personal. Si usted me lo permite le dejaré las direcciones del blog y del canal de youtube, que hice con el único objetivo de difundir el trabajo de Malanga. Estoy convencida que Malanga «dió en el clavo» y no es una cuestión de fé…
    A modo ilustrativo le dejo algunos datos que emergen tras los años de estudio de Corrado, que es un ser humano verdaderamente excepcional. Malanga se ha apoyado en casi todas las ramas científicas (química, física, psicología, mecánica cuántica, medicina, etc.,etc.) y desarrolló técnicas basadas en Programación Neurolingüística e Hipnosis regresiva (Erickson) orientadas a liberar al sujeto de las abducciones, hasta encontrar lo que él llama «la clave de lectura», o su cosmovisión.
    Datos fríos:
    Los extraterrestres no sólo existen, sino que están aquí (interfieren) y desde siempre.
    Hay confabulación, connivencia, entre ellos y grupos humanos de poder. Están todos de acuerdo…
    Los cinco grupos de poder que llevan a cabo las abducciones NO son benefactores de la humanidad. (Si existen alienígenas «buenos» no llevarían a nadie por la fuerza, ni interferirían con la vida del pobre ser humano que es sometido a toda clase de operaciones. Desde el momento que te vienen a buscar es porque le sirves para algo por más que se escondan tras imágenes angélicas).
    Las abducciones son físicamente comprobables (las marcas de las abducciones)
    Un poco más del 1% de la población (los datos son para Italia, pero se estima lo mismo para el resto del mundo) resulta abducido.
    Los alienígenas están interesados en sólo un porcentaje de la población (aprox. 20%). El resto jamás será siquiera tenido en cuenta por los alienígenas.
    Las abducciones se basan en una línea genética.
    Todos los abducidos tienen marcas físicas, microchips implantados, esfenoides fracturado y varias cosas más en común.
    Los llamados «contactados» tienen frecuentemente (por no decir todos) las típicas características de los abducidos. Es la MAA (memoria alienígena activa) que habla por ellos.
    Es posible terminar con las abducciones definitivamente.
    Malanga da respuestas a muchos más interrogantes.
    Podría seguir…el material es inagotable, pero esto era sólo para dar una idea general.
    Para usted y para todos los que se sientan de alguna manera involucrados, les pido personalmente que no se queden con una sóla versión, creo que hay que escuchar todas las campanas, porque dentro nuestro sabemos…basta sólo escuchar en el momento justo y el «click» de la verdad será reconocido.
    Aquí le dejo los links, que usted si lo considerará oportuno pondrá a disposición de todas las personas. Gracias por su atención.
    Adriana G. Balbarrey- La Plata
    En italiano:
    http://www.ufomachine.org
    http://www.sentistoria.org

    En castellano:
    http://www.youtube.com/agbyoutu
    http://www.intrusosinvisibles.blogspot.com

    • Gustavo Fernández dice:

      Hola Adriana:
      GHracias por el trabajo detallado de exponer tu posición y la del doctor Malanga. En lo personal, me gustaría conversar en algún momento (por ejemplo, en ocasión de uno de mis periódicos viajes a Buenos Aires) contigo sobre el particular. Pero queda, mientras tanto, la invitación a todos nuestros lectores a profundizar en los enlaces que has facilitado.
      Saludos cordiales.

  6. Adriana dice:

    Hola Sr.Fernández: Sería un gran gusto poder hablar de este tema de las abducciones y la visión de Malanga, con usted. Y no sólo, soy como una esponja sedienta, así que los temas pueden ser varios y además trato de mantener mi mente abierta, así que no hay problemas. Vivo en La Plata, y si bien capital me queda cerca, tendría que organizarme con bastante tiempo para poder ir. Tengo a mi cargo a dos personas (mi madre y mi hijo). Aunque no es imposible me resultaría bastante complicado acudir a un encuentro, por ahora. Pero mientras tanto le propongo, si le place, (yo estaría encantada) que nos comuniquemos via skype o yahoo, comunicaciones gratuitas, que creo hay que aprovechar!!. Si me da una dirección privada le paso mis nombres de usuario y hablamos cuando quiera. Gracias por su amabilidad.
    Cuando guste, a su disposición.

  7. Oscar dice:

    Gustavo, MUY interesante el articulo, podrias enviar por mail o subir a esta pagina una imagen del simbolo de proteccion.
    De antemano muchas gracias, desde Mexico.
    Oscar

  8. virginia dice:

    hola, muy interanste..bueno estos temas me fascinan desde niña mas de lo que puedas imaginar y sin saber como llego a esta informacion ,que de valoro mucho. por lo mismo te agradezco que compartas con nosotros tus conocimientos.espero seguir en contacto. un abrazo a la distancia.desde chile,virginia

  9. elias dice:

    bueno, esto que os cuento es real, si has visto la serie-documental llamada cuarta face puede que esta historia te la haga recordar:
    9-9-1999 hr 00:00 Urbanización La Sábila Barquisimeto-Venezuela
    Estaba yo en un estado entre el sueño y el despertar, conversando con algun ser superior que desconosco y yo en mi conciencia sabia que lo que me decia era algo muy importante, de caracter existencial, luego escuché en mi interior que estaban «las presencia» inmediatamente pensé, son extaterrestres, escuché su ruido como zumbidos de motores, al rato mis dos hermanas, junto con a dos vecinas empesarn a gritar Elías ven!!!! yo le dije a mi tio que estaba durmiendo alado mio «ya estan aquí» el me dijo ¿quiénes? yo le dije salgamos, ya lo verás, efectivamente, ellos habian visto miles de luces en el cielo al rededor de otra luz roja que hacian un ruido peculiar, yo no alcancé a ver sino unas pocas lucesillas que se alejaban, empezamos a desvelarnos pensando ¿qué era aquello? abrimos la biblia y les leí el capítulo primero de exequias, ellos sintieron la similitud de la visión de los aros en medio de aros, en torno a un gran circulo…aquel episódio pasó
    Luego en el 2004 vuelvo a tener la misma experiencia, esta vez me dió una angustia tremenda, duré un mes en vela sin poder dormir, aturdido y sin saber porqué, fuí al médico y me recetó una medicación ansiolítica y pastillas para dormir que no me acentó bién, al poco tiempo me recuperé cuando empesé a ir a la iglesia y me vine a España
    en 2008 empesé a hablar con un amigo del trabajo de cosas muy profundas sobre sociedades secretas y ovnis, yo por alguna extraña razón veia en el cielo que una estrella grande me seguia los pasos, como aquella estrella que promocionan a maitreya la gente de la nueva era, tuve la esperiencia esta vez más fuerte, me angustié en extremo, yo hablaba con alguen supremo, no se si era el mismo Dios, el idioma era confuso pero entendia todo, me dijo secretos que me dejaron muy aturdidos, dificil de asimilar, yo me negaba a aceptarlo, era orrible, aunque no lo recuerdo, me subieron como en un torbellino que me mareó, era muy arriba y muy rápido el trayecto, creo que también me dijo algo de mi familia que comprometia a todos a mi alrededor, podia entender muchas cosas sobre religión, las guerras y los poderes del mundo, pero luego volví en si (recuerdo que cuando era niño y tenia fiebre me sucedia algo semejante) pero por más que mi razón, mi lógica queria decifrar aquel encuentro nada sucedia, y duré un tiempo confuso y con una obseción mental en tratar de decifrar el enigma, sabia que era algo terrible y me ha dejado la incertidumbre…hoy dia sigo acudiendo a la iglesia católica, y ya no tengo miedo, no me preocupo por decifrar lo indecifrable. esa es mi experiencia, espero que les guste y si pueden dejen también aquí su esperiencia…att Elías R
    por cierto, una vez de forma tan extraña me di cuenta que tenia una herida en mi espalda de unos 5 cm y nunca supe la razón de porqué de un dia a otro amanecí con esa llaga

  10. Fabián Casanova G. dice:

    Nunca está demás repasar y releer estos artículos. Yo mandé a realizar varios llaveritos con este símbolo y se los regalé a cada uno de mis seres queridos, además de reenviar este artículo a quienes desconocían el significado del mismo.

    ¡Un abrazo desde Chile mi gran amigo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X