La espiritualidad como espionaje: ¿un secreto jesuita?

 Una investigación casi detectivesca revela una insólita trama geopolítica. ¿Otra estrategia Illuminati?

 “En este siglo las guerras, como todas las guerras de todos los tiempos, sólo obedecen al deseo de acumular poder y capital. Pero hasta estos tiempos, la excusa era política, ideológica, partidista. Las guerras del siglo XXI, abiertas o encubiertas, en el campo de batalla o en las redes del espionaje, usarán otro pretexto. Y ése será religioso, supuestamente espiritual. En mi adolescencia, cuando la maledicencia quería baldar socialmente a una persona, musitaban a su paso, señalándolo con el dedo: “Ése es comunista”. Hoy, es más efectivo decir: “está en una secta”.”

 El autor, en un reportaje televisivo, julio de 1986.

 (Agradecemos la colaboración de Martín Colotta en este reporte)

Este no es un trabajo breve. Ni liviano de leer. No podría serlo, si sólo nos detenemos, considerando el título, a reflexionar que el actual Papa es Jesuita y lo que ello, de ser ciertas nuestras presunciones, significaría. Sólo con que el lector observe desde otra perspectiva las acciones de éste participadas por los medios, habrá sido dado un primer paso.

Símbolo emblemático de Falun

En un principio, parecía obviamente previsible la dirección que tomaría esta investigación. Todo parecía reducirse al típico caso de persecución ideológica de un régimen político autoritario (el chino) contra un movimiento espiritualista. Por ende, resultaba interesante conocer ese movimiento ya que si era objeto de tanto encono por su espiritualidad, es que sin duda encerraría alguna gran verdad y queríamos conocerla. Todo, también, parecía indicar que en tal movimiento seguramente algunos de sus representantes, cuando menos los más visibles, reflejarían no solamente objetividad e imparcialidad, sino también profundidad analítica, capacidad y experiencia. Por qué no, seguramente conocerían de primera mano —y tal vez en carne propia— aquello que se les oponía. En el peor de los casos, empero, tal vez tuviera razón el régimen fascista y todo sería reducible a la absurdidad de una secta. Pero no. Avanzamos en la investigación y no encontramos ni lo uno ni lo otro. O, si lo prefieren, de todo a la vez, dependiendo de cómo veamos las cosas. Y confusión, a cada paso más confusión. Y una sola sensación: asombro.

 

Qué es Falun Dafa

Se trata de una “filosofía” creada en 1992 por el chino Li Hongzhi que se construye sobre una práctica, diríamos, bioenergética, llamada Falun Gong, de manera que indistintamente podemos referirnos a aquella como Falun Dafa o Falun Gong. Dicen sus voceros que cien millones de personas en todo el mundo la practican y que en la República Popular China se encuentra no sólo prohibida, sino intensamente perseguida por las autoridades, que le acusan de ser peligrosamente apocalíptica, inducir a sus seguidores al suicidio y caer en la manipulación mental.

Falun Gong es básicamente una práctica de Qi Gong combinado con movimientos sospechosamente parecidos a bailes populares tailandeses. Todos sabemos ya de los efectos positivos del Qi Gong (o Chi Kung) y sin duda en este sentido puede intuirse en Li Hongzhi el deseo de un nuevo aporte, si de encontrarle una buena intención se trata. Empero, subsiste la pregunta respecto a por qué tanta insistencia de las autoridades chinas en combatirlo. ¿Será —como afirman los portavoces del grupo— que el rápido crecimiento del mismo, con sus afirmaciones espiritualistas, puede socavar la monolítica potestad sobre el pueblo de aquellas?. Nuestra investigación personal señala otras posibilidades.

De su sitio en español

Para este trabajo (debemos ser sinceros) apenas accedimos a la Web, y sólo en función de solventar determinadas afirmaciones o rechazarlas. Sería sencillo (y ante el maremágnum documental, generador de más incertidumbre) “copiar y pegar” testimonios a favor y en contra. De forma tal que nos propusimos cubrir esto con entrevistas personales. Puede decirse que nuestra aproximación a apenas un puñado de protagonistas de una y otra parte no refleja las intenciones de la totalidad de sus participantes, y sería cierto. Asimismo, no puede ponerse en duda que la enorme mayoría de los practicantes de Falun seguramente obtendrán beneficios de la misma como, sin duda, también obtienen otros usuarios del Qi Gong sin caer en el encasillamiento sectario. Pero esta forma de investigar el tema nos reveló situaciones suspicaces: por ambos bandos hay recelo, sospechas y actitudes conspiranoicas, mentiras y medias verdades: no hubo, de resultas, un “bueno” y un “malo”. Cada uno de ustedes decidirá quién, en cambio, es menos objetable.

La “historia oficial”

Contaremos primero las cosas como las relatan los seguidores de Li Hongzhi. Luego, como hacen los chinos. Finalmente, citaremos observaciones de nuestra propia cosecha.

Según el libro Zhuan Falun (“Girando la Rueda de la Ley”) escrito por el propio Li y “Biblia” del grupo, Li Hongzhi habría nacido el 13 de mayo de 1951 en la ciudad de Gongzhuling, provincia de Jilin. Desde niño habría comenzado a “cultivarse en el Dharma” transmitido por Quan Jue, gran maestro del budismo, habiendo logrado la “realización total” a la edad de ocho años. Cuando cumplió doce, el maestro taoísta Baji Zhennen le impartió Gong Fu a

Li Hongzhi y la comercializada «Imagen de Dharma»

domicilio. En 1972, el maestro Zhen Dao Ghi le habría enseñado la “doctrina del Gran Dao”, que vaya a saberse qué es, y en 1974 un anónimo maestro de budismo le habría transmitido el “Gran Dharma de Cultivación”. De él dicen en los libros del movimiento que “tiene habilidades prodigiosas, funciones de transporte (?), fijación de objetos (??), control del pensamiento, ocultación corporal, etc. Li, cuya habilidad y capacidad llegan al nivel supremo, comprende la verdad universal, tiene visión clara de la vida, pronostica el pasado (???) y el futuro del ser humano”.

Los chinos la cuentan distinta. Dicen que nació el 7 de julio de 1952. De 1960 a 1969 estudió en la Escuela Primaria Zhujianghu, la Escuela Media Nº 4 y la Escuela Media Nº 48 de la ciudad de Changchun. Desde 1970, trabajó primero en una granja de caballos del ejército y luego en la banda del Cuerpo Armado de la Policía Forestal de Jilin, como trompetista. De 1978 a 1982 fue camarero de la casa de huéspedes de dicho cuerpo armado. Entre 1982 y 1991 fue guardia de seguridad en la Corporación de Cereales y Aceites de Changchun. Fue por ese entonces que cambió su fecha de nacimiento cuando solicitó una nueva credencial de identidad. Sin embargo, en el “Formulario de empleados para el ascenso y fijación de grados”, así como en la solicitud de ingreso a la Liga de la Juventud Comunista de China, la antigua credencial de identidad tramitada el 31 de diciembre de 1986 y renovada el 31 de mayo de 1991, su fecha de nacimiento era el 7 de julio de 1952.

¿Qué hizo que Li Hongzhi cambiara su fecha de nacimiento?. Las autoridades chinas sostienen que como el natalicio de Sakya Muni, fundador de una masiva línea de budismo, cae el 8 de abril del calendario lunar chino, que se corresponde con el 13 de mayo del calendario solar, Li lo habría hecho para hacerla coincidir con la de aquél maestro, con la intención de llamarse a sí mismo “reencarnación de Sakya Muni”. A esto, Li Hongzhi ha declarado, el 22 de julio de 1999, que la razón fue que durante la Revolución Cultural el gobierno asentó mal su fecha de nacimiento, y que él no ha afirmado jamás ser la reencarnación de Sakya Muni.

Es cierto (por lo menos, nuestros intensos rastreos no han localizado nada en contrario) que Li no ha asumido tal rol reencarnativo, con lo cual la afirmación oficial en contrario sólo puede tener una intencionalidad difamatoria. Pero es igualmente cierto que en fecha tan tardía como 1991, todavía seguía aquél aceptando esa fecha “equivocada” habiendo tenido oportunidades reiteradas de corregir el error.

Nosotros también comprobamos otra cosa. Fue a fines de 1991 cuando se “cocina” el “proyecto Falun Dafa”. Lo único comprobable es que en 1988 había realizado dos seminarios de Qi Gong con el maestro Li Wei Doy, y luego otros dos con el maestro Yu Guang Sheng. En 1991 visita a parientes en Tailandia donde aprende esporádicamente pasos de danzas tradicionales y a fines de ese año, junto a su amigo Li Jung Chao diseñan las técnicas de Falun Gong. De hecho, en los primeros meses Li Jung Chao realiza los movimientos mientras Li Hongzhi explicaba. De esa época es la foto de “imagen de Dharma” —así llamada— fotografía que acompañamos y que junto con el emblema-símbolo de Falun Dafa se vende a los alumnos con la promesa de atraer la paz y la prosperidad a los hogares. Uno de sus primeros discípulos, Song Bingchan, admitió haber sido quien compró el traje en una tienda de vestimentas para ópera china.

Falun Dafa sostiene ser una organización no centralizada y absolutamente gratuita que se mantiene con donaciones. Es posible. Sin embargo, seamos prudentes con las “donaciones”, sobre las que hemos hablado en otra ocasión[1]. De hecho y sólo entre 1993 y 1994, en una sola ciudad y casi al comienzo de su prédica, Li ganó 1.417.300 yuanes (unos U$S 180.000 ó 145.000 Euros) por venta de libros, videos y “aportes voluntarios”. Actualmente han incorporado su propia planta textil para fabricar la “vestimenta apropiada” para estas prácticas, así como “cojines para ejercicios”.

 

Algunas enseñanzas

En su libro Zhuan Falun y numerosas “explicaciones del Dharma”, Li Hongzhi describe a la virtud como “un objeto blanco” y al Karma como “un objeto negro”, es decir, opuesto al blanco. Afirma que cuando explica Falun Gong “ponía sucesivamente la Rueda de la Ley en el abdomen de todos” y que “cuando la rueda gira en el sentido del reloj, absorbe la energía del universo y la distribuye a todas las partes del cuerpo. A esto se llama “autorredención” y cuando la rueda gira en dirección contraria, emite energía y toda la gente alrededor de uno se beneficia, o sea, se redime a otros” (una curiosa afirmación esta de que beneficiándose uno mismo se “salva” a los demás. Además de pecar por autocomplaciente —pero satisfactorio para los oídos de muchos espíritus egoístas que se suponen “muy espirituales”— es un sofisma que puede justificar actos sumamente peligrosos).

Al practicar Falun Gong, añade, se puede mejorar, con la ayuda de la Rueda de la Ley, la formación de la “virtud”, disminuir la fuerza del Karma, limpiar el cuerpo, llegar a tener “capacidad”, comprensión y “realización total”, conseguir el “alma eterna”, y “viajar al mundo de la felicidad”. Afirma que la enfermedad es la consecuencia del karma acumulado en la vida anterior y padecer significa “pagar la deuda pecaminosa”. “Tomar medicina durante la práctica de Falun Gong es dudar de la capacidad paranormal para curar al paciente”. Li llama “demonios” a quienes impidan la práctica de Falun (de hecho y como veremos más adelante, Li explica con los demonios todo lo que pasa en el mundo tanto a nivel individual como colectivo, lo cual es después de todo, la vieja y fanática actitud de cristianos protestantes que su familia le hizo conocer de niño).

De qué le acusa el gobierno chino: De perturbar psicológicamente a sus practicantes, sustraerlos de la práctica médica a aquellos que la necesitan, inducir al suicidio y al martirio.

De qué acusa Falun Dafa al gobierno chino: De persecución ideológica, de asesinatos o de inducir al suicidio a cerca de mil practicantes.

Qué pensamos nosotros: Que ambas partes tienen trapos sucios que ocultar. Todo comenzó, para el caso de Falun Dafa, con una sospecha intuitiva. Luego tuvimos ocasión de profundizar en las entrevistas, primero por mail, luego personalmente. Finalmente, un “desertor” de Falun pidió encontrarse con nosotros en un punto neutral: la ciudad de Corrientes. Y hacia allí viajamos.

 

De izquierda a derecha: Martín CVolotta, colaborador en esta entrevista, el autor y Axel Borgia

Así que comenzaremos a presentar ordenadamente nuestro material. En primer lugar, una entrevista vía e-mail que realizamos a Axel Borgia, portavoz del grupo. Léanla de manera, si se quiere, completamente aséptica. Hasta allí, de buena fe creíamos que los miembros de Falun eran las víctimas de la situación. El típico movimiento espiritualista perseguido por un gobierno represor, fascista, ateo, materialista. Motivos teníamos. No sólo es histórica la censura de todo tipo que el gobierno chino impone a sus ciudadanos en todas las áreas, sino que los funcionarios consultados por nosotros hacían casi un culto del diálogo de sordos. Nuestras propias y personales requisitorias de información eran soslayadas o aviesamente malentendidas. Se han negado sistemáticamente a atendernos cara a cara, instándonos a hacerlo por mail, como, por ejemplo, se infiere del correo electrónico que aquí insertamos.

 

Luego de insistir durante dos años, desde 2005 la Embajada de China en Argentina no responde ninguno de nuestros mails. Éste fue el último

Este es sólo uno de los que hemos cruzado. En el ínterin, nos desplazamos hasta la propia embajada y se nos negó toda información, recomendándonos una y otra vez hacerlo por mail, lo mismo cuando insistimos telefónicamente. En todos los casos y pese a solicitar precisiones, nadie puso su firma al pie de cada mail y, finalmente, cuatro (4) veces enviamos y reenviamos nuestro cuestionario y, desde entonces, sólo hemos obtenido silencio de radio.

 

 

En cuanto a Falun, como dijimos, en principio estábamos tentados de “comprar su versión”. Empero, desde el vamos comenzamos a observar detalles significativos. Por ejemplo, la renuencia de prestarse un portavoz más o menos oficioso. Cuando aparece Axel, en todo momento insiste en su papel de “un practicante más”, y aclarando, con una insistencia casi paranoica, que toda opinión que plantease era la suya propia y no la voz de Falun. A Axel, quien afirma ser empleado gastronómico, lo encontramos una soleada mañana de sábado en el Barrio Chino de Buenos Aires, junto a la estación de ferrocarril urbano Belgrano “C”, distribuyendo con una atareadísima señora china ejemplares del diario “La Gran Época”.

 

–         ¿El diario de Falun? —pregunté.

 –         Para nada. Es un diario de periodistas independientes perseguidos por el gobierno chino.

 –         ¿Y por qué están los de Falun repartiéndolo?.

 –         No tiene nada que ver Falun con la Gran Época. Sólo que, como ambos son víctimas del gobierno chino, los colaboradores de uno suelen ser del otro. Yo —prosiguió Axel— sólo doy una mano.

¿Sólo “da una mano”?. Ingenuo de mí. Cuando Axel me hizo esta afirmación, aún no había leído el periódico. Esa noche, casi salto en mi escritorio: este “colaborador del montón”… ¡era el Director del diario!. Allí figura así. El “staff” se completa con Iliana Alescio, Silvia Gleizer y Ling Ling. A esta señora Ling (la “dama atareada” de la nota) volveremos a encontrarla referida más adelante.

En cuarenta países y nueve idiomas circula La Gran Época. Y artículos donde se menciona recurrentemente a Falun, a Li Hongzhi y su lucha contra toda clase de “demonios” llenan sus páginas. Menos mal que ambos no tenían relación…

¿Por qué había mentido Axel Borgia?. ¡Por qué un periódico de tales alcances, con páginas color, que no se imprime por centavos, tenía como Director a un empleado gastronómico?. ¿Era un testaferro?. ¿De quién?. ¿Por qué?.

Así que, como prometimos, introduzcámonos en esta investigación.

 

De: Axel

A: Gustavo Fernández

Asunto: Re: entrevista

Hola Gustavo, te adjunto el cuestionario respondido.

Te cuento que ahora se está editando en Argentina una versión en español del periódico internacional The Epoch Times. Acá se llama La Gran Época. Es uno de los pocos periódicos que denuncia todas las violaciones del régimen chino y apoya abiertamente a Falun Dafa. Justamente comenzó con un grupo de periodistas chinos dentro y fuera de China que quisieron llevar al mundo exterior toda esa información no oficial censurada. Los veinte periodistas dentro de china fueron todos arrestados y desaparecidos, pero el diario igualmente se expandió rápidamente.

Dadas las características del periódico, muchos practicantes de Falun Gong participan en forma voluntaria.

Cuando quieras información independiente sobre las cosas realmente importantes de China, te recomiendo visitar www.lagranepoca.com. Se permite utilizar las noticias sitando la fuente.

saludos

Axel Borgia

 

El 1° de octubre de 1949 el Partido Comunista Chino Proclamó la «República Popular»

Día de luto para China

(A la derecha de la foto) «Es el aniversario de la destrucción de toda la cultura, tradiciones y creencias de la verdadera China de 5000 años, y del comienzo del mayor sufrimiento del pueblo chino en la historia. En los últimos 56 años, 80 millones de chinos fueron asesinados o murieron como consecuencia directa de las campañas genocidas del Partido Comunista Chino, que hoy hace su último intento desesperado por aferrarse al poder.»

(Debajo de la foto) «El 1º de octubre, día en que el PCCh robó la nación china, se convirtió en el día de «demandar, enjuiciar y condenar al PCCh» Se realizaron manifestaciones conjuntas en Europa, Hong Kong, Taiwan, EE.UU., Canadá Japón, Australia, Alemania (foto) y otras partes del mundo celebrando las 4,7 millones de renuncias al Partido Comunista Chino (PCCh) publicadas en Internet durante este año.»

 

Reportaje por email de Gustavo Fernández a Axel Borgia, Director del diario quincenal La Gran Época.

 1) ¿Qué es Falun Dafa?. ¿Qué significa tanto este término como el de Falun Gong?

Falun es un término chino que encierra el doble concepto: Fa (Ley) y Lun (rueda). Expresa así el complejo significado de una Ley que abarca el movimiento cósmico en eterna rotación. Dafa esta compuesto por dos términos: Da (Gran) y Fa (Ley). Gong es el nombre de la energía adquirida al cultivarse; los chinos utilizan comúnmente este término para referirse a cualquier práctica que desarrolle la energía interna.

 Falun Dafa, también conocido como Falun Gong, es un sistema de cultivación personal y automotivado que se enfoca tanto en el desarrollo corporal como espiritual. La práctica física consiste en cuatro ejercicios suaves y una meditación sentada. El aspecto más importante es la cultivación, y se refiere al mejoramiento del espíritu y la mente a través del estudio y aplicación de los principios universales de verdad, benevolencia y tolerancia. Ambos aspectos están íntimamente relacionados. Esto difiere de la forma en que actualmente se trasmite la mayoría de los sistemas de qigong, en la cual se las reduce a prácticas meramente para mejorar la salud, omitiendo un factor indispensable: la cultivación interna.

 En cuanto a la cultivación interna, la disciplina Falun Dafa pone el acento en el mejoramiento del xinxing, palabra china que significa carácter moral o naturaleza del corazón. En la explicación que da el libro Zhuan Falun (libro principal de Falun Dafa) sobre el xinxing, afirma que éste incluye la virtud, la tolerancia y el sacrificio, el abandono gradual de toda clase de apegos y deseos del común de la gente.

 La cultivación consiste básicamente en aplicar los principios de verdad, benevolencia y tolerancia en cada situación que se nos presenta en la sociedad en que vivimos, sea en el trabajo, la escuela, la familia, etc. Esto está explicado consistentemente en el libro y se realiza de una manera racional, cada uno mejorando continuamente su entendimiento con el correr de la práctica.

 2) ¿Podrías facilitarnos una breve cronología o historia del movimiento?

 Primero, debo aclarar que Falun Dafa no es un movimiento, sino meramente un sistema de cultivación personal.

 Falun Dafa fue introducido en China por primera vez en 1992, por el Sr. Li Hongzhi, llamado respetuosamente por sus estudiantes Maestro Li. El marco en el que comenzó a difundirse era una China con cinco mil años de historia espiritual, pero que tras los últimos cincuenta años de propagación del ateísmo y destrucción de la cultura tradicional por parte del comunismo, se había convertido en una nación carente de introspección espiritual o fe.

 De 1992 a 1994, el Señor Li impartió 53 lecciones de Falun Gong en toda la nación y viajó prácticamente a todas las grandes ciudades de China. Un total de 20.000 personas concurrieron a estas lecciones. Pocos años después, Falun Dafa se convirtió en la práctica de Qigong más popular en China. La práctica de Falun Dafa fue premiada y halagada por importantes instituciones y personalidades chinas. Entre ellas, el ministerio de seguridad pública emitió un título honorífico en agradecimiento al Sr. Li Hongzhi, por el marcado mejoramiento y cura —gracias a la práctica— de graves afecciones crónicas y heridas graves de un grupo de cien agentes de seguridad producidas en servicio.  Casi sin excepción,  tanto en ese entonces como en la actualidad, quienes practican han afirmado haber mejorado su salud, purificado sus mentes y desarrollado un entendimiento más profundo sobre la vida, la humanidad y el universo. Entre otras cosas, Falun Dafa también ha tenido el efecto de que numerosas personas jóvenes y adultas dejaran el alcoholismo, las drogas, la violencia y otros malos hábitos.

 En un período de diez años, los practicantes de Falun Dafa llegaron a más de 100 millones en más de 60 países, y la práctica recibió más de mil premios alrededor del mundo.

 Pero revisando la historia despótica del partido comunista chino, no resulta extraño que, no obstante Falun Dafa es apolítica, un sector del gobierno, encabezado por el entonces presidente Jiang Zemin (uno de los principales responsables de la masacre a los estudiantes en el ’89 y demandado por el genocidio en España, a los tibetanos, entre otras cosas) comenzara a ver tal masiva difusión y aceptación de esta disciplina por parte de todos los sectores de la población —incluyendo los mismos miembros del partido— como una amenaza para su poder, el cual se basa, entre otras cosas en el control de las mentes de las personas. Tras una encuesta gubernamental en 1999 que mostró que había alrededor de setenta millones de practicantes de Falun Dafa en China Continental, el Partido Comunista Chino prohibió la práctica y comenzó una sanguinaria persecución a sus practicantes.

 Los primeros días de persecución, la policía china secuestró a todos los practicantes que figuraban como voluntarios en volantes, páginas webs, etc. Hoy en día, ya hay miles de casos documentados de practicantes torturados hasta la muerte para forzarlos a renunciar a sus creencias.  Actualmente hay cientos de miles de practicantes de Falun Dafa siendo torturados en campos de trabajo, centros de detención, centros de lavado de cerebro, etc., por negarse a renunciar a sus creencias pacíficas y valores de verdad, benevolencia y tolerancia. Muchísimos casos han sido documentados por relatores y organismos de Naciones Unidas y organismos de derechos humanos como Amnistía Internacional, Human Rights Watch y otros.

 Los medios de comunicación chinos —todos controlados por el Partido Comunista Chino (PCCh)— ha ejercido una función vital en el genocidio. Bajo las directivas del PCCh, crearon infinidad de mentiras para hacer creer a la gente que Falun Dafa es una “secta maligna” o “secta con fines políticos” o “asesinos” o “que obliga a la gente a no tomar remedios” o cualquier cosa que se considere mala,  para revertir la buena reputación que había obtenido la práctica y justificar así su persecución. Cualquiera que lee un libro de Falun Dafa se da cuenta de que éstas son todas mentiras, pero ni bien comenzó la persecución, se secuestraron todos los libros de las librerías y se quemaron públicamente en las calles  millones de ejemplares. Para dar un ejemplo de la campaña mediática, en las primeras dos semanas de persecución aparecieron más de 300 de estos artículos en el periódico más importante de China. Así, lograron lavar el cerebro de la gente hasta hacerles creer a muchos que la prohibición de Falun Dafa es “correcta”.

 En el último tiempo, la campaña mediática del PCCh ha tomado otra estrategia: forzar el silencio, tanto dentro de China como fuera (presionando con intereses económicos). Si hoy se sabe sobre esta persecución, es fundamentalmente por el enorme y riesgoso esfuerzo de los practicantes dentro de china por sacar información, y de los practicantes fuera de china por difundirla.

 

 

La persecución es cada vez más severa.

 

 Torturados hasta morir. 300 fotos sólo en este sitio (en inglés).

http://photo.minghui.org/photo/images/persecution_evidence/E_death_1.htm

(Nota de AFR)


3) Tal vez lo que mediáticamente más haya trascendido —y por lo menos en Occidente, se transformó en un motor de difusión pública del movimiento— es la tenaz oposición del gobierno chino. Las acusaciones de comportamiento «subversivo» o «sectario» que se les ha endilgado —y la feroz represión generada— puede tener dos interpretaciones, dependiendo de la lectura que quiera hacerse: o bien las autoridades chinas están ideológicamente «bien intencionadas» en preservar a la población de «intoxicaciones pseudoespirituales» y por ello la persecusión, o bien las mismas entienden que de alguna manera Falun Dafa puede atentar contra su hegemonía de poder. Para el primer caso, ¿cómo recusa Falun Dafa la acusación de «comportamiento sectario» (en su acepción de perturbador del equilibrio psicológico, emocional y social del individuo). Para el segundo caso, ¿por qué un conjunto de técnicas de crecimiento interior puede afectar seriamente la monolítica verticalidad comunista?

 El partido comunista chino en toda su historia siempre ha inventado mentiras y realizado matanzas para borrar todo rastro de espiritualidad del pueblo chino. Este es un hecho comprobado y conocido. Budistas, taoístas, cristianos y todas las creencias o prácticas espirituales han experimentado esto bajo el régimen del PCCh, a excepción de aquellas que han sometido sus creencias a las reformas, dirección y voluntad de éste.

 La lista de mentiras del PCCh sobre Falun Dafa es demasiado grande. El PCCh, aprovechándose del desconocimiento de la gente, repite una y otra vez mentiras muy pensadas en el aspecto psicológico que generan dudas y, bloqueando la capacidad de respuesta de la otra parte, finalmente suelen ser aceptadas. Lo que el PCCh no esperaba antes de comenzar la persecución, era que, a pesar de usar toda la maquinara estatal, no podría acallar a los practicantes de Falun Dafa.

 Para hacerlo más gráfico, si tuviera que aclarar todas las mentiras, llevaría hojas y días escribirlo, y para cuando termine, quizás ya habría el doble de mentiras nuevas. Por eso, la mejor manera de no ser engañado es comprender realmente qué es Falun Dafa y comprender la historia de persecuciones, matanzas y mentiras del PCCh desde que nació.

 En relación a las acusaciones del PCCh de “comportamiento subversivo” o “sectario”, la práctica es personal, libre y gratuita, se difunde y enseña por practicantes voluntarios que tienen el deseo de hacerlo, no hay registros, membresías o cargos. La enseñanza se basa en mejorarse uno mismo esforzándose en aplicar los principios de verdad, benevolencia y tolerancia en los diferentes ámbitos de la vida diaria, principios que son universales, y cualquiera que los aplique reflejará naturalmente un comportamiento racional, desapegado, amable y positivo, de ninguna manera “subversivo”. Esto se ve claramente en los más de 60 países donde se practica y en muchos de ellos, por eso justamente Falun Dafa ha sido premiado por gobiernos locales. Al contrario que las sectas, Falun Dafa no separa a la gente de la sociedad ni forma núcleos o grupos cerrados con jerarquías, sino todo lo contrario. Tampoco hay elementos religiosos como adoraciones y rituales.

 En cuanto a la segunda pregunta, hay mucho para decir, pero pienso que no hay mejor explicación que este extracto del capítulo cinco del libro “9 Comentario sobre el Partido Comunista Chino” del periódico La Gran Época (el capítulo IV está dedicado por completo a la persecución a Falun Gong):

 Falun Gong enseña “verdad, benevolencia, tolerancia”; el Partido Comunista, “mentira, odio, lucha”

Falun Gong fomenta “Verdad”: decir la verdad y realizar acciones verdaderas. El PCCh se apoya en la mentira para lavar el cerebro de la gente. Si todos los ciudadanos dijeran la verdad, el pueblo podría enterarse de que el PCCh creció congraciándose con la Unión Soviética, asesinando, secuestrando, huyendo cuando lo juzgaba conveniente, cosechando opio, sacando rédito de la causa de repeler la invasión japonesa, y demás. El PCCh una vez afirmó: “No se puede lograr nada importante sin mentir”. Después de que subió al poder, el PCCh inició sucesivas campañas políticas de represión e incurrió en innumerables deudas de sangre. Impulsar la verdad es una forma de acercar al PCCh a la desaparición.

 Falun Gong fomenta “Benevolencia”: pensar primero en los demás y obrar bien con los otros en todas las circunstancias. El PCCh siempre apoyó “las luchas brutales y las represiones despiadadas”. El modelo de héroe del PCCh, Lei Feng, dijo una vez: “Debemos tratar a nuestros enemigos sin piedad, con la frialdad del invierno”. En realidad, el PCCh no sólo dispensa este trato a sus enemigos, sino que no hace diferencia con sus propios miembros. Los fundadores del PCCh, los comandantes supremos y mariscales, incluso un presidente del país han sido víctimas de interrogatorios despiadados, golpizas salvajes y torturas miserables de su propio Partido. La matanza de los llamados “enemigos de clase” fue tan brutal que pone los pelos de punta a quien oiga su relato. Si la “Benevolencia” hubiera reinado en la sociedad, las campañas masivas basadas en la “inmoralidad” nunca habrían tenido lugar.

 El Manifiesto Comunista establece que “la historia de las sociedades pasadas y presentes es la historia de las luchas de clase”. Esto evidencia la concepción del Partido Comunista sobre la historia y el mundo. Falun Gong, por el contrario, fomenta buscar dentro de uno mismo para encontrar los propios errores de conducta de cara a un conflicto. Este concepto introspectivo que se limita al propio ser se opone diametralmente a la filosofía externa de lucha y ataque del PCCh.

 La lucha ha sido el medio privilegiado por el Partido Comunista para obtener poder y sobrevivir. El Partido periódicamente inicia campañas para eliminar a grupos determinados de personas para “revivir su espíritu de lucha revolucionaria”. El proceso se repite con violencia y engaño para fortalecer y renovar el miedo de la población y así perpetuarse en el poder.

 Desde el punto de vista ideológico, la filosofía del Partido Comunista para sobrevivir está en las antípodas de las enseñanzas de Falun Gong.

 4) ¿Cómo tratan los medios «abiertos» (TV, radio, gráficos) en general y en Argentina en particular a Falun Dafa?

El PCCh activamente intenta bloquear el flujo de esta información de vital importancia en el mundo. Un claro ejemplo es la presión que ejerció sobre la compañía satelital francesa Eutelsat para que cancelara su contrato con la televisora NTD-TV, la cual informa asiduamente sobre cuestiones de derechos humanos en China y la verdad sobre Falun Gong. Hay infinidad de casos como estos. Igualmente hay muchos informes periodísticos de medios importantes, pero no tienen la difusión que deberían tener, y encima algunos todavía repiten las mentiras de la propaganda del PCCh.

Cualquiera que quiera obtener beneficios de la China gobernada por el PCCh o cualquier medio en países donde los gobiernos intentan negociar con el PCCh está condicionado por éste en cuanto a hablar públicamente de estas aberraciones. Siendo que hoy muy pocos no están interesados en ese “gran mercado virgen” que consideran que es China, esto pone a todas las personas en la situación de tener que decidir entre actuar correctamente o cerrar los ojos a lo que está sucediendo, obviando la moral por miedo a perder beneficios. Es lo más parecido que vi a “vender el alma al diablo”.

En Argentina, la situación es similar. Esto se vio cuando los medios informaron sobre las agresiones organizadas contra practicantes de Falun Dafa durante la visita del presidente chino Hu Jintao: algunos nombraron a Falun Gong como “secta”, y muy pocos mencionaron la enorme persecución que ocurre en china, limitándose a decir que “manifestantes de Falun Gong fueron reprimidos”.

Más allá de esto, hubo algunos periodistas y medios que intentaron contar la verdad, entre ellos el programa “Código” de canal dos. Otros medios como revistas, radios y sitios de Internet han hecho informes sobre la práctica y contado las atrocidades de la persecución.

)Mientras Clarín los calificaba como «secta» y «adeptos del grupo religioso Falun Gong»,

La Nación y Página 12 se referían a los mismos como

«integrantes de la Asociación de Estudios de Falun Dafa». Nota de AFR.)

5) ¿Cómo es la estructura organizativa interna?. ¿Cuáles son las autoridades locales y a quiénes responden?. ¿De dónde provienen los recursos operativos?

Todas las personas pueden practicar Falun Dafa. No hay reglas. Las pocas reglas exigidas por el Maestro Li son sólo que los practicantes que deseen transmitir la práctica lo hagan en forma voluntaria y gratuita, que no se formen organizaciones ni membresías, no se recaude dinero, no inmiscuirse en política y no llevar a cabo rituales ni adoraciones. Los practicantes voluntarios son personas que se vieron altamente beneficiadas por la cultivación y deciden por esta misma razón darles la posibilidad a las personas que no la conocen para que conozcan en carne propia las virtudes de la misma. No necesitamos tal cosa como “recursos operativos” ya que la práctica se realiza en plazas, con lo cual no hay necesidad de gastos. Los practicantes suelen invertir individualmente en folletería u otras cuestiones ya sea para difundir la disciplina o para exponer el asunto de la persecución del PCCh, pero eso es por motivación personal. Yo, por ejemplo, no tengo mucha plata, pero siempre que tengo algo quiero hacer fotocopias para informar a la gente. Pero eso lo hago a partir de que entiendo la importancia de este tema, y no porque alguien me lo haya exigido. Cuando uno recibe algo muy bueno en forma gratuita elige en su corazón hacer lo mismo por los demás y ayudar de la mejor forma que pueda. Pero como practicantes de Falun Dafa no recaudamos dinero, ni aceptamos donaciones.

6) ¿Cuántos integrantes se estiman a nivel nacional, latinoamericano y mundial?

Es muy difícil saberlo, porque, como te mencioné, la práctica es libre, y no hay membresías ni registros; de hecho, se puede hacer tanto grupal como individualmente. Hay sitios de práctica (se realizan en plazas al aire libre) con instructores voluntarios por lo menos en Buenos Aires, Tucumán, Córdoba, Santiago del Estero, Catamarca, Rosario, Chaco y Corrientes. Acá en Argentina, hay contactos voluntarios desde 2001. En las prácticas suele haber entre diez y 30 personas, pero siempre va variando la gente y muchos probablemente sigan leyendo y practicando en sus casas.

En Latinoamérica, la práctica se comenzó a difundir más tardíamente que en otras partes, pero ya se está haciendo popular, incluso en países donde sólo se enteraron por Internet sin que nadie la difundiera personalmente. Hay muchísimos practicantes en Canadá, EE.UU, Europa, Asia y Oceanía.

7) ¿Podría ejemplificar algunas enseñanzas y técnicas de FD?

La ciencia contemporánea ya ha descubierto que el estado mental y físico de un individuo afecta en forma directa su salud, entonces el mejoramiento en el xinxing de los practicantes de Falun Dafa dio como resultado importantes mejoras en su salud física y mental. La cultivación para mejorarse a sí mismo tiene como guía las enseñanzas del Maestro Li. La práctica es muy simple, consiste de 5 ejercicios, 4 de pie y una meditación en posición sentada. Todos los ejercicios se realizan con los ojos cerrados en un estado de concentración y sin intención (estado que se va logrando con el correr de la práctica).

  • Ejercicio 1: Fo mostrando mil manos: ejercicio de estiramiento que abre todos los canales de energía del cuerpo.
  • Ejercicio 2: Estaca Parada Falun: consiste en mantener cuatro posturas estáticas en posición vertical en un estado de concentración y relajación. Este ejercicio incrementa tanto la sabiduría como el nivel de energía y refuerza las capacidades de gong (energía que se desarrolla mediante la cultivación).
  • Ejercicio 3: Penetrando los dos extremos cósmicos: se realiza mediante suaves movimientos verticales de los brazos. Este ejercicio mezcla e intercambia la energía entre el cuerpo humano y el cosmos, llevando a una rápida purificación del cuerpo del practicante.
  • Ejercicio 4: Circulación celestial Falun: el movimiento consiste en un sutil recorrido con las palmas por diferentes partes del cuerpo, manteniéndolas a unos diez centímetros del mismo. Rectifica los estados anormales del cuerpo y hace que la energía fluya sin interrupción por el mismo. Con la práctica, uno ya no necesita pensar en los movimientos ya que la manos simplemente van siguiendo el mecanismo de energía.
  • Ejercicio 5: Meditación sentada (Reforzando los poderes divinos): para obtener una mente clara y pura, reforzar las capacidades e incrementar la potencia de energía.

Lentos movimientos de manos de Falun Dafa

http://www.faluninfo.net/gallery/default.asp.

8) ¿Adónde deben dirigirse los eventuales interesados del mundo hispanoparlante para contactar con algún representante local del «movimiento»?

La práctica y enseñanza de los ejercicios es pública y gratuita. En www.falundafa.org hay una lista de practicantes voluntarios hispano-hablantes de diferentes partes del mundo. Allí también se pueden bajar gratuitamente todos los materiales de lectura y explicación de los ejercicios.

9) En alguno de los países donde actúa FD, ¿se ha propuesto un debate público con representantes del gobierno chino?. ¿Se estaría dispuesto a hacerlo aquí en Argentina?. ¿Aceptarían hacerlo por este medio?.

Muchos practicantes de Falun Dafa permanecen en frente de embajadas chinas en todo el mundo con carteles pidiendo pacíficamente por el fin de la persecución. También intentan hacerles conocer la verdad a los funcionarios y diplomáticos ya que muchos de ellos también están engañados por la propaganda del PCCh. De hecho, actualmente están empezando a aparecer funcionarios de embajadas que reconocen públicamente la maldad del partido comunista chino y desertan del mismo para denunciarlo, como ocurrió recientemente con el vicecónsul de la embajada china en Australia y otros casos.

Pero estos comportamientos de los practicantes surgen de su compasión, de querer dar a conocer esta verdad tan importante para evitar que la gente haga maldades haciéndose cómplices o partícipes del genocidio por estar engañada o por obtener beneficios. De acuerdo con las enseñanzas de Falun Dafa, la gente que hace bondades o maldades, a la larga, se ve retribuida de la misma manera. Por lo tanto, cuanto más sufrimiento alguien genera, más gravemente se perjudica, esto es algo que comparten la mayoría de las creencias espirituales o religiones; entonces imagínese qué pasa con alguien que participa o es cómplice del enorme sufrimiento que le está generando el PCCh a gente inocente que simplemente desea mejorar su salud y esforzarse por ser mejor persona.

Entonces, desde esta perspectiva, no estoy seguro de qué función cumpliría un debate público. Primero, es muy difícil, por no decir imposible, que un funcionario chino acepte un debate público sobre el tema. Tampoco es algo que podría decidir él por sí mismo, y cuando el PCCh quiere hacer notas públicas, simplemente monta escenarios falsos con actores que dicen ser “practicantes de Falun Gong arrepentidos” para que difamen la práctica; eso es lo que hizo en China. Tiene todos los medios y la carencia de moral necesaria para hacer eso, así que no necesita debates públicos en medios independientes.

Creo que cualquier oportunidad de hablar con un funcionario chino es buena para tratar de hacerle entender que es por su bien no ser más parte de esa maquinaria genocida que es el PCCh. Ahora, en un supuesto debate público es muy difícil que una persona esté dispuesta a reflexionar y se abra en búsqueda de la verdad, en cambio, el funcionario se enterraría en la posición del PCCh y, como parte de éste, trataría de engañar a la opinión pública con mentiras ingeniosamente premeditadas. De hecho, esto es lo que ha hecho el PCCh desde el comienzo de la persecución a Falun Dafa y en todas las matanzas de toda su historia.

En el caso de Argentina, varias personas se han contactado con representantes de la embajada, desde estudiantes haciendo una tesis hasta periodistas, y se han negado sistemáticamente o se han limitado a difamar a la práctica telefónicamente y en forma anónima, aludiendo que “esa es la posición del gobierno chino” (eso ocurrió con un periodista de la revista Poder).

10) ¿Existe alguna bibliografía —gráfica o digitalizada— a la que pueda acudir el público interesado en conocer más del «movimiento» pero sin comprometerse aún con una participación de hecho?.

Todo el material para practicar Falun Dafa se encuentra disponible en la página anteriormente citada www.falundafa.org, desde los libros de la práctica: Zhuan Falun (girando la rueda del Fa) que es el libro principal, Falun Gong de China, más recomendado para principiantes porque contiene una guía explicativa de los ejercicios y preguntas frecuentes, hasta la música y los videos de los ejercicios. La gente puede empezar a practicar desde su casa simplemente bajando el material.

La conexión jesuita

Como se habrá comprobado, no merzquinamos espacio para exponer la posición de Falun, de forma tal que no se considere esta investigación tendenciosa. Ahora, teníamos que enterarnos de otras cosas.

Hacía varios años que no visitaba la ciudad de Corrientes. En realidad, sólo estuve en ella algunas horas allá por 1997, cuando fui invitado a una polémica fenomenal en el programa televisivo del popular animador Natalio Aides donde, graciosamente, algunos escépticos amateurs mezclados en la tribuna fueron por lana y volvieron trasquilados cuando logré que un sacerdote y un psiquiatra —supuestamente convocados para jugar al “tiren contra el parapsicólogo”— terminaron apoyando entusiastamente mis reflexiones sobre estas cuestiones (con veintiún menos, aún más combativo que ahora).

Corrientes, también, tiene —tuvo— la nostalgia de ser una de las primeras localidades que visité con tímidos veinticuatro años cuando comencé mi andar trashumante de divulgador y docente en estas disciplinas. Y no había cambiado gran cosa. La terminal de buses de larga distancia un poco remodelada. La peatonal, con más comercios vacíos que los que recordaba y el Museo Histórico, sobre la calle 9 de Julio —el punto del encuentro que había motivado esta otra visita relámpago— tan lleno de ecos del pasado como los que recordaba de más de veinte años atrás.

en el citado programa de TV, «Frente a Frenter»

La mención a aquél programa televisivo (“Frente a Frente”) no es gratuita. Al término del mismo, mientras intercambiaba saludos con algunos presentes un joven de entonces unos treinta años, delgado y calvo, se aproximó, mirándome fijamente. No recuerdo textualmente la conversación; sí, que se presentó como integrante de una “organización humanitaria” y luego, las previsibles felicitaciones por mi intervención. Salí conversando por los pasillos junto a él y un par de personas, en un momento, en voz muy baja y en respuesta a mi obvia pregunta, mencionó que esa organización se llamaba Falun Dafa. Le dejé mis señas para localizarme —en ese entonces, Internet era aún un mundo desconocido para mí— y abandoné los estudios. No volvería a saber de él hasta esta ocasión.

Un par de meses antes, cuando aún me encontraba recolectando información sobre las actividades del movimiento Falun Dafa, recibí un mail muy particular. Alguien, que sólo se identificaba por su nombre de pila —Alberto, a quien seguiremos llamando así por expreso pedido de reserva de su identidad— respondía a una vieja requisitoria mía buscando contactar a miembros de esta organización con vistas a la preparación de este trabajo para “Al Filo de la Realidad”. Muy pocos respondieron en ese momento a mi pedido: sólo dos miembros del movimiento. Uno, radicado en Santiago del Estero, me sugirió contactar a Axel Borgia, citándolo como “el responsable” (algo que, como hemos visto, Axel niega). Otro era, claro, Alberto. Que no era otro que aquél joven, hoy ya no delgado pero igualmente calvo, que me interpelara tantos años atrás.

Así que aquí estaba yo, caminando por los pasillos de la bicentenaria casona que aloja al Museo Histórico de Corrientes. Cuántos recuerdos. En este patio, inmenso, dicté mi hasta entonces primera conferencia pública al aire libre. En las salas de pisos desvencijados que crugían a mi paso, deambulé reuniendo informaciones para mis indagaciones mitad folklóricas, mitad parapsicológicas, sobre el Pombero y el culto a San La Muerte. Ninguno de los empleados actuales era de aquél entonces y, un poco atontados por la canícula, no habrán reparado especialmente en el paseante que se demoraba en vitrinas nunca remozadas en todo este tiempo al cual se aproximaba, con paso cansino, otro viandante. No diré que me costó reconocerlo; ciertamente, más allá de un “aire” general no recordaba claramente sus facciones.

El saludo de Alberto fue cortés, pero frío. Luego de los comentarios de rigor (sobre mi viaje, el tiempo, en fin, lo de siempre cuando se quiere romper el hielo) le pregunté sobre el porqué de encontrarnos aquí. La respuesta, a todas luces, fue una excusa: este hijo de ex misionero mormón estadounidense anclado en Argentina tras su defección (parecería que es casi una costumbre familiar militar fervientemente en agrupaciones religiosas o espiritualistas para luego abandonar las mismas) adujo haber asistido, de niño, a una de mis primeras charlas precisamente en ese lugar y, entre las reminiscencias y la presunción de que sería para mí más sencillo así ubicarme, dijo creer que era un lugar cómodo para encontrarnos. Digo que sólo una excusa porque cuando lo obvio era dirigirnos en algún momento de las cuatro horas que estuvimos conversando a un bar a tomar algo —duermo plácidamente en los ómnibus cuando viajo, pero mi desayuno había sido absolutamente frugal y trinaba por algo sustancioso— él insistió en caminar. ¡Y vaya que caminamos!. Casi un monólogo de su parte, me llevó por la Peatonal, luego hacia la bella Costanera de la ciudad. Caminamos y caminamos. Como a la hora, Alberto me reveló el porqué de esta fascinación maratónica: esperaba que, entre la multitud y al aire libre, si yo había violado el compromiso previo de no grabar sus palabras de esta manera cuando menos enturbiaría el hipotético registro.

Indudablemente, quien en las próximas horas sería un particular informante sobre ciertos aspectos de Falun Dafa revelaba así una buena dosis de ingenuidad. O, cuando menos, el desconocimiento tanto de mi formalidad y respeto hacia mis fuentes (una característica que me ha permitido, a través de los años, gozar de la confianza de quienes me han abierto las puertas de misterios increíbles) como de la sofisticación tecnológica: si hubiera querido, tenemos recursos como para obtener su grabación con la más prístina calidad. Pero acepté mi parte del compromiso. Debería ser absolutamente reservado sobre y con mi corresponsal (y confiar en mi buena memoria).

En consecuencia, ésta es una advertencia al lector: reproduzco aquí la charla sostenida con Alberto, no de manera literal —con lo que tal vez incurriría en previsibles omisiones— sino organizando su relato sobre mis apuntes. Obviamente, tengo sus datos particulares, pero, por su expreso —y temeroso— pedido, no los revelaré. En consecuencia, es posible que algún lector considere insustancial sus argumentos. Es posible. Pero también es evidente que cuajan perfectamente con las “sospechas” enunciadas en el número anterior de “Al Filo de la Realidad” y, al menos como elemento anecdótico, valen la pena ser consideradas. Tal vez como atención al viaje agotador que me significó hacer esos mil kilómetros, hablar durante horas, caminando y regresarme con la insustancialidad —pero, a la vez, con la certeza de escuchar a quien sufría cargando una culpa que en realidad no era propia— de nada más (pero también, nada menos) que el relato de un protagonista. Basándome en las extensas y apretadas notas que fui tomando a mano cuando nos sentábamos a descansar, regresando una y otra vez a las palabras de este ingeniero electrónico, casado, con dos hijas a las que desea proteger de cualquier riesgo, real o imaginario, físico o emocional. El relato de la lectura que un desertor miembro de Falun Dafa hace, hoy, tras nueve años de pertenecer a la organización, siendo, según sus propias palabras, casi el introductor de la misma en Argentina cuando el nombre no sonaba, aún, ni entre los más conspicuos estudiosos de estas disciplinas.

Previsiblemente, Alberto está convencido, después de sus años de activa participación, de que Falun Dafa es sólo la mascarada de una operación para contribuir a desestabilizar al régimen político chino, buscando generar, desde dentro y desde fuera, la adhesión del público y los medios de comunicación con la esperable artificialidad de las “pobres víctimas de la espiritualidad”. Está convencido de que el practicante de Falun Gong de a pie es ignorante de estos tejes y manejes y precisamente por ello, la primera víctima. Que no es casual que el padre de Falun esté cómodamente radicado en Estados Unidos (y no por ser un paraíso de la libertad, precisamente) pero que el poder detrás de esta operación no es el complejo militar-industrial yankee, ni la CIA, ni siquiera de los fundamentalistas protestantes… sino que se trata de Jesuitas y unos viejos conocidos de esta publicación: los Illuminati (6).

Tuve la paciencia de escuchar el monólogo de mi interlocutor casi sin interrumpirlo. Ciertamente, no fue muy irresoluto a la hora de comenzar a hablar y más bien me dio la impresión de alguien ahogado durante años que encontraba por fin la ocasión propicia para desembarazarse de algo que le pesaba. Esta es la cuasi textual transcripción de su aporte:

Como parte de una gigantesca operación llamada, irónicamente, “Visión Divina”, ciertas esferas de poder del Vaticano —cuyo control estratégico, como es sabido, reposa absolutamente en manos de los Jesuitas y algunos aliados masones, pues es un hecho histórico que los únicos sacerdotes católicos históricamente comprobables como miembros de la Masonería han sido, siempre, hermanos de la Orden de Ignacio de Loyola— han diseñado, quizás desde mediados del siglo XIX, la estrategia de apoyar, y muchas veces directamente crear, siempre desde las sombras, grupos neorreligiosos que por un lado sean absolutamente dependientes de los objetivos geopolíticos de Roma y por otro funcionen como columna de choque político en países cuyos regímenes o gobiernos no convengan a tales intereses. Para ponerlo de una forma gráfica, los Jesuitas han sido, siempre, la “inteligencia” (hasta en el sentido militar, si se quiere) del Vaticano físico y sus ramificaciones por todo el planeta, y como servicio de inteligencia fueron arrogándose derechos y autoridades a través del tiempo por encima de cualquier poder político y, en este caso, espiritual, hasta ser, hoy, virtualmente los que gobiernan desde las sombras. Como en todo grupo de países laicos, tienen sus propios cuadros como “fuerzas de choque”, los que hacen el “trabajo sucio”, y ésos son los dominicanos (no es gratuito que el nombre de la orden provenga de Domini canes. Es decir, “los perros del Señor”). Aún más; controlan grupos operativos más fundamentalistas, como el Opus Dei. Como todo servicio de inteligencia, establece alianzas con otros, circunstanciales o permanentes, y en su caso es especialmente fuerte el vínculo que los une con la CIA. Pero el profundo conocimiento de lo espiritual y esotérico por parte de los Jesuitas e Illuminatis (a veces, surge la duda de si ambos términos no son casi sinonímicos) les permite utilizar recursos y ámbitos que escapan a las tácticas de los “servicios” habituales: el empleo de lo religioso, ya sea dentro de lo institucionalmente aceptado o fuera de él, es un buen ejemplo. Por caso, inficionar la Nueva Era, generar por medios tecnológicos o simplemente mentales “contactos con ángeles”, “revelaciones sobrenaturales”, “apariciones marianas”, de santos y arcángeles es parte de este siniestro escenario. Y uno de los recursos más efectivos es el fenómenos de la canalización, donde mediante herramientas psicotrónicas se hace creer a individuos o grupos de individuos, con ciertas predisposiciones mórbidas, que han sido “elegidos” de alguna manera. ¿Cómo, objetivamente, puede alguien cuyo sistema de creencias previo es sensible a las “revelaciones”, suponer que la información que le es dada no nace de un espacio altamente espiritual sino desde algún centro de operaciones cercano?. Esto es lo que pasó con Li Hongzhi. Era el exponente típico del perfil “nuevaerístico”: sin un futuro laboral más que mediocre, una formación científica y lógica deficiente, con grandes carencias intelectuales y de realización personal, así como cierta tendencia innata a la inmoralidad. Como muchos otros santones de la New Age, es intrínsecamente engreído, egoísta, pedante e intelectualmente simplista, con una formación religiosa fundamentalista y maniquea[1]. Y, de pronto, “algo”, le llega. Como tantos “gurúes” inducidos, es absolutamente incapaz de diferenciar un real fenómeno paranormal de una proyección holográfica o psicotrónica, especialmente cuando dicho “fenómeno” le tiene por protagonista.

Dado que el pensamiento individualista y básicamente cuestionador de modelos preestablecidos que distingue al despertar espiritual (y por ende, debería ser sintomático de los implicados con la Nueva Era) podría cuestionar no sólo los planes de manipulación religiosa de la humanidad sino también al sistema en su conjunto (por cuanto al cambiar las masas sus perspectivas morales ciertas “exigencias del mercado”, como el consumismo incontrolado, se verían directamente afectadas, más aún cuando ese cambio de mentalidad colectiva no compete sólo a lo “espiritual” sino que se derrama por todos los órdenes de la vida, como, por ejemplo, la salud, al cambiar la subordinación casi devocional hacia una medicina ortodoxa más enfocada en estadísticas y rentabilidades que en la verdadera sanación, con lo cual el gigantesco negocio médico farmacéutico a nivel mundial estaría fuertemente cuestionado) una alianza Jesuitas-Illuminati es lo que explica el porqué de tantos esfuerzos, humanos, temporales y económicos en generar grupos de creencias que, infiltrándose en los esquemas afines al pensamiento de la Era de Acuario, socave desde adentro este movimiento a la par de resultar funcional a objetivos políticos y económicos.

La creación de Falun Dafa habría sido decidida en una de las reuniones del “Club Bilderberg” a fines de los ’80. El tiempo restante se ocupó en definir personajes, estrategias y otros detalles tácticos. A propósito, es interesante destacar aquí un hecho que le ha pasado inadvertido a la mayoría de los estudiosos de estas disciplinas. Todas las reuniones del Club Bilderberg coinciden, “casualmente”, con la celebración de Wesak[.

¿Y que tiene que ver todo esto y lo que viene con Falun?. Simplemente, lo dicho: es una herramienta absolutamente funcional, distractiva y perturbadora. No se necesitaba Falun Gong para que el común de las gentes accediera a las bondades del Qi Gong, pero su aparición hace que se produzca una perversa asociación e ideas y después de Falun, el Qi Gong no será el mismo. Sirve para adoctrinar a sus sinceros seguidores en la convicción de que la oposición al régimen chino es un deber espiritual cuando en realidad tiene más bien utilidad económica y política. Miles de espiritualistas sufriendo persecuciones, tortura y muerte —si reales, supuestas o exageradas, nadie podrá nunca saberlo a ciencia cierta por la intoxicación de los servicios informativos— le ha permitido a Li Hongzhi una poco rutinaria y cómoda existencia, a los Jesuitas avanzar con su penetración y a los líderes del complejo militar-industrial mundial ir por nuevos mercados sin el habitual paso previo de guerras localizadas.

El artífice de esta “ingeniería espiritual” fue el dignatario del Vaticano conde Hans Kolvenbach, el “General Jesuita”, autoridad de los ochenta y tres “provinciales” que, a la manera de obispos, están distribuidos por todo el orbe para cumplir los planes de la Hermandad. Es, básicamente, una forma de gobierno devenida del Imperio Romano, y explica el doble juego de ciertos papados en exonerar de poderes territoriales a los Jesuitas, como ocurriera en América en el siglo XVIII cuando el poder económico, político y militar acumulado o subordinado a aquellos amenazaba la integridad de los estados autonómicos. El General Jesuita gobierna el mundo a través de sus provinciales. Y los provinciales entonces, desde luego, gobiernan a los Jesuitas inferiores, y allí están muchos Jesuitas que no son «profesos», así que muchos de los Jesuitas inferiores no tienen idea de lo que está pasando arriba. Ellos no tienen noción del poder de su Orden. Ello es exactamente igual que la Masonería. Los Masones inferiores no tienen idea de que los Altos Masones están trabajando para el Jesuita General. Ellos piensan que solamente están haciendo obras y siendo buenas personas. Pero la base es que los Masones de alto nivel están sujetos, también, al General Jesuita ya que el General Jesuita, con Federico el Grande, escribieron los Grados Altos, los últimos 8 Grados, del Rito Escocés de la Masonería cuando Federico los protegió a ellos cuando fueron suprimidos por el Papa en 1773. Su última meta es el gobierno del mundo, con el Papa de su hechura, desde el templo de Salomón reconstruido en Jerusalén.

La incidencia del Vaticano, entonces, controlado por los Jesuitas e Illuminati, en todas las esferas de control y manipulación del mundo es absoluta. No excluye el tráfico de drogas o la generación artificiosa de guerras locales, como la de Vietnam. Esta es una de las razones por las que Kennedy fue asesinado ya que él quiso poner fin a la Guerra de Vietnam, y al gobierno de la CIA. Eso da lugar a dos preguntas: ¿Quería Roma la Guerra de Vietnam? Y ¿Controlaba Roma la CIA? La respuesta es sí a ambas.

Nadie medianamente informado ignora que la Guerra de Vietnam fue llamada «la Guerra de Spelly», la guerra del Cardenal Spellman. Él fue al frente de batalla muchas veces y llamó a los soldados americanos los «soldados de Cristo». El hombre que fue el Comandante de las fuerzas americanas fue un Católico Romano, miembro del CFR y “Caballero de Colón”[4], pero él fue el General William Westmoreland. Así que, Westmoreland fue agente del Cardenal Spellman para asegurar que la guerra sea proseguida apropiadamente. Y otro supervisor de Westmoreland fue un —“casualmente” amigo de años del Cardenal Spellman— Lyndon Baines Johnson (Vicepresidente de Kennedy y su sucesor). Lyndon Baines Johnson fue un Masón de Grado 33. Él también fue parte del asesinato, junto con J. Edgar Hoover, otro Masón de grado 33.

Spellman quería la Guerra de Vietnam, ¿Por qué? Spellman estaba controlado por los Jesuitas de Fordham. ¿Por qué quería el General Jesuita la Guerra de Vietnam? La gente de Vietnam, los Budistas, eran inconvertibles. Ellos no se convertían al Catolicismo. Ellos no necesitaban de Roma.

Había existido una presencia Jesuita en Vietnam por siglos, de modo que eso los decidió que alrededor de un millón o más de Budistas tendrían que ser «purgados». Ellos continuarían más tarde esa purga de Camboya, con Pol Pot, y la purga está todavía por Tailandia. Hubo una purgación de Laos, Camboya, y Vietnam de todos esos Budistas, tal como ellos purgaron los Budistas de China con Mao Tse Tung, ya que Mao Tse Tung estaba completamente controlado por los Jesuitas. Así que ellos querían la Guerra de Vietnam.

Los Jesuitas estuvieron también detrás de la caída primero de los Romanov en Rusia (paso necesario para desarticular a la poderosa Iglesia Ortodoxa anti Roma) y décadas después detrás del derrumbe de la Unión Soviética, puesta entonces Rusia bajo la advocación de la Virgen María (preanunciado en Fátima, una alucinación colectiva por medios psicotrónicos que los Jesuitas ya conocían en 1917). Además, ambos procesos, es decir, el surgimiento del comunismo y su caída, es útil para la economía de mercado de los Illuminati: primero el gran negocio de la Guerra Fría, luego el no menor del consumismo cotidiano en todos los estamentos sociales.

La Guerra Fría entonces fue a China, y la Séptima Flota de los Estados Unidos bloqueó a Chiang Kai Shek para que no pudiera entrar a China y tomar el país, (Chiang Kai Shek fue el presidente nacionalista de China hasta que el comunismo se impuso militarmente allí, tras lo cual estableció su gobierno en la isla de Taiwan). Así que, Mao Tse Tung podría mantenerse en el control, en el poder, y entonces llevar a cabo su inquisición contra los propietarios de tierras, contra los Budistas, contra todos los misioneros Protestantes que estaban en China, justo como el buen peón Jesuita que fue.

Hay que revisar ciertos hechos. La entrevista de George Bush con el papa Juan Pablo II, ¿fue simplemente un gesto político, o la señal de una alianza?. Un fundamentalista protestante del “Bible belt” sureño como Bush extrañamente tiene un gesto conciliador con el Papa que no lo han tenido otros presidentes norteamericanos como el primer Roosevelt quien no tuvo “peros” en enviarle al Papa una dura carta desnudando sus intenciones y la de su clero. George Bush, destrás de sus dobles discursos, tiene una innegable filiación jesuita e illuminati. Su abuelo creó el CFR, y su padre es un Caballero de Colón.

Ya llegábamos al final de nuestro encuentro, y yo debía emprender el regreso. Restaban algunas preguntas. ¿Cómo sabía Alberto todo esto?. A través de miembros de Falun Dafa llegados al país para instruir a los primeros “instructores”, ingresar el dinero que sería lavado de distintas formas, crear una estructura de la que parte fundamental, en el sentido logístico y financiero, era ya nuestra conocida, la señora Ling Ling. Recordemos que, extrañamente, el movimiento ingresa en nuestro país no tanto a partir de las grandes urbes (Buenos Aires, Rosario y Córdoba), sino desde el tranquilo y conservador interior profundo: Tucumán, Santiago del Estero y Corrientes. Gracias a sus familiares en el exterior, Alberto fue progresivamente tomando conocimiento de entretelones de FD hasta que llegó el momento de tomar la decisión de defeccionar. Asegura haber pensado muchas veces en acudir a la prensa masiva o a la Justicia: el miedo, sin embargo, lo atenaza. De allí las casi paranoicas exigencias de este encuentro. Obviamente, le hice ver que la simple exposición de su relato podría no convencer a nadie: con el mismo derecho, cualquier lector podría suponer que yo mismo me lo había inventado[5] o que él era, quizás, un “intoxicador”, alguien que respondía vaya a saberse a qué intereses para mancillar la honra de Falun. A esto, Alberto opuso un argumento lógico: cualquiera podría, a partir de aquí, tomar el hilo de sus argumentos y profundizar las investigaciones.

Nos despedimos en la esquina de 9 de Julio y Catamarca. Quedamos en contactarnos próximamente, y si vale la pena, volver a encontrarnos. Ya en el transporte de regreso, medité sobre lo acumulado en dos mil kilómetros de investigaciones en Buenos Aires y Corrientes. Apenas la punta del ovillo. Seguramente, muchas de las presunciones estarán equivocadas. Muchas otras, con igual seguridad, serán acertadas. Sé que quizás no vuelva a investigar a Falun, por la sencilla razón de que sobre mi escritorio se acumulan decenas de recordatorios de otras tantas investigaciones pendientes. Sigo teniendo más preguntas que respuestas. Y la íntima convicción de que se trata de esconder demasiado polvo bajo la alfombra.

 

APÉNDICE

A los efectos de una mayor ilustración de nuestros lectores, rescatamos y ponemos a disposición, sin comentar, los textos de los juramentos jesuitas tal como los revelara el ex jesuita Alberto Rivera, a quien, en todo caso, le corre la credibilidad (o no) de este texto:

Ceremonia De Introducción Y Juramento Extremo De Los Jesuitas

(Dado por un Jesuita de rango menor cuando él está por ser elevado a una posición de comando).

Habla el Superior:

«Hijo mío, hasta aquí tú has sido enseñado para actuar como el disimulador entre los Católicos Romanos para ser un Católico Romano, y para ser un espía aún entre tus propios hermanos: para no creer a ningún hombre, para no confiar en ningún hombre. Entre los reformadores, para ser un reformador, entre los Hugonotes (Protestantes Franceses) ser un Hugonote: entre los Calvinistas, ser un Calvinista: entre los Protestantes (aquellos que protestan y están en desacuerdo con la institución Católica Romana), generalmente ser un Protestante: y obtener su confianza y buscar aun predicar desde sus púlpitos, y denunciar con toda la vehemencia (emoción violenta) en tu temperamento a nuestra Santa Religión y al Papa; y aun descender tan bajo como para llegar a ser un Judío entre los Judíos, para que tú puedas estar habilitado a reunir toda la información para el beneficio de tu orden como un fiel soldado del Papa.

«Has sido enseñado a plantar insidiosamente las semillas del celo y el odio entre los estados que estaban en paz, e incitarlos a hechos de sangre, envolviéndolos en la guerra unos con otros, y a crear revoluciones y guerras civiles en las comunidades, provincias y países que eran independientes y prósperos, que cultivaban las artes y las ciencias y gozaban de la bendición de la paz;

«A tomar partido con los combatientes y a actuar secretamente en concierto con tus hermanos Jesuitas que pueden estar enlistados en el otro bando, pero abiertamente opuestos a lo que ustedes puedan estar ligados;

«[*Enseñado a] que solamente la Iglesia pueda ser la ganadora al final en las condiciones fijadas en los tratados de paz, y que los fines justifican los medios.

«Tú has sido instruido en tu deber como espía, a reunir todas las estadísticas, hechos e información en tu poder desde cada fuente: a congraciarte y entrar en la confianza de las familias y círculos Protestantes y herejes de cada clase y carácter, así como de los comerciantes, los banqueros, los abogados, entre las escuelas y universidades, en el parlamento y las legislaturas, y en los tribunales y los consejos de Estado, ‘ser todas las cosas a todo hombre’, por la causa del Papa, cuyos siervos nosotros somos hasta la muerte.

«Tú has recibido todas tus instrucciones hasta aquí como un novicio (uno que no tiene entrenamiento), un neófito (un sacerdote recién ordenado), y has servido como un coadjutor (que trabajó como un ayudante), confesor y sacerdote, pero aún tú no has sido investido con todo lo que es necesario para comandar en el ejército de Loyola y en el servicio del Papa.

«Tú debes servir en el tiempo debido como el instrumento y ejecutor dirigido por tus superiores; porque ninguno puede comandar aquí que no haya consagrado sus labores con la sangre de los herejes; porque ‘sin el derramamiento de sangre ningún hombre puede ser salvado’.

«Yo, _____, ahora, en la presencia del Dios Todopoderoso, la bendita Virgen María, el bendito Miguel Arcángel, el bendito San Juan el Bautista, los Santos Apóstoles, San Pedro y San Pablo y todos los santos y sagradas huestes del cielo…

«Yo, además de esto, prometo y declaro que, cuando la oportunidad se presente, haré y pelearé una guerra incesante, secreta y abierta, contra todos los herejes, Protestantes y Liberales, como sea dirigido a hacerlo.

«[*Y] que cuando la misma no pueda ser hecha abiertamente, yo usaré secretamente la copa envenenada, la cuerda de estrangulación, el acero del puñal (una daga) o la bala de plomo, sin considerar el honor, rango, dignidad, o autoridad, de la persona o las personas, cualquiera pueda ser su condición en la vida, ya pública o privada, como yo sea en ese tiempo dirigido a hacerlo por algún agente del Papa o superior de la hermandad de la santa fe, de la Sociedad de Jesús». [La Cruz Doble: Alberto, Parte 2, 1981]

* * *

En adición al Juramento, los Jesuitas tienen una guía titulada Secreta Monita. Para el conocimiento del lector la misma ha sido solamente puesto al descubierto ante el mundo dos veces: una en los años 1600 y otra en los años 1800. A causa de la magnitud de su contenido que se relaciona con nuestro tema, Las Instrucciones Secretas De Los Jesuitas (1857) está reimpreso en su totalidad en el libro  «Los Asesinos Del Vaticano», de Jon Phelps.

 

LAS INSTRUCCIONES SECRETAS DE LOS JESUITAS

Capítulo 1: Cómo la Sociedad debe comportarse cuando ellos comienzan alguna nueva fundación.

  1. En sus primeros asentamientos, que nuestros miembros sean cautos en comprar tierras; pero si ellos compran alguna bien situada, que sea hecho en el nombre de algún fiel y confiable amigo. Y que nuestra pobreza pueda ser la más engañosa apariencia de la realidad, hagan las compras, adyacentes a los lugares donde nuestros colegios son fundados, sean asignadas por el provincial a colegios a cierta distancia; por medio de lo cual será imposible que príncipes y magistrados puedan siquiera llegar a algún conocimiento de a cuánto ascienden los montos de los ingresos de la Sociedad.
  2. No sea escogido ningún lugar por ninguno de nuestros miembros cuando van a fundar un colegio sino en ciudades opulentas; siendo el fin de la Sociedad la imitación de nuestro bendito Salvador, quien hizo su principal residencia en la metrópolis de Judea, y solamente transitoriamente visitó los lugares menos destacados.

VII. Sean las más grandes sumas siempre sacadas a las viudas, por frecuentes protestas de nuestras extremas necesidades.

VIII. En cada provincia, ninguno sino el principal ha de estar plenamente informado del valor real de nuestros ingresos; y que lo que contiene la tesorería de Roma sea siempre mantenido como un secreto inviolable.

Capítulo II: En qué manera la Sociedad debe comportarse, para que ellos puedan introducirse a sí mismos, y luego de eso preservar una familiaridad con príncipes, nobles, y personas de la mayor distinción.

  1. Los Príncipes, y personas de distinción en todas partes, deben ser por todos los medios manejados de modo que nosotros podamos tener sus oídos, y eso fácilmente asegurará sus corazones; por dicho modo de proceder, todas las personas llegarán a ser nuestras criaturas, y ninguno osará dar a la Sociedad la menor inquietud u oposición.
  2. Esas personas eclesiásticas ganan un gran terreno en el favor de los príncipes y nobles, por guiñar ante sus vicios, y poner una construcción favorable sobre lo que sea que ellos hagan impropiamente, la experiencia convence; y esto nosotros podemos observar con sus contrataciones matrimoniales con sus relaciones cercanas y parentela, o parecidos. Debe ser nuestro negocio alentar tales cosas, tales inclinaciones continúan así, por conducirles en la esperanza, de que a través de nuestra asistencia ellos podrán fácilmente obtener una dispensación del Papa; y no dudar que él fácilmente la dará, si es apurada una razón apropiada, casos paralelos producidos, y se citan opiniones que prestan apoyo a tales acciones, cuando el bien común de la humanidad, y el mayor avance de la gloria de Dios, que son el único fin y designio de la sociedad, y pretenden ser los únicos motivos para ellos.
  3. Sobre todo, debe ser tomado el debido cuidado de buscar el favor con los subordinados y domésticos de príncipes y nobles; a quienes por pequeños presentes, y muchos oficios de piedad, así nosotros podamos en gran manera inclinarlos a nosotros, como medios de hacerlos fieles inteligencias de las desviaciones de las inclinaciones y humores de sus amos; de tal forma la Sociedad estará mejor calificada para estar en concordancia con sus temperamentos.

VII. Princesas y damas de calidad han de ser ganadas fácilmente por la influencia de la mujer ayuda de cámara; por cuya razón nosotros debemos por todos los medios prestar particular atención a esas, porque de ese modo no habrán secretos en la familia sino que nosotros los tendremos plenamente descubiertos ante nosotros.

  1. Finalmente, – Ganemos con tales artificios la ascendencia sobre príncipes, nobles, y magistrados de cada lugar, para que ellos puedan estar listos a nuestra disposición, aun a sacrificar sus más cercanas relaciones y más íntimos amigos, cuando nosotros digamos que es por nuestro interés y ventaja.

Capítulo III: Cómo la Sociedad debe conducirse hacia aquellos que están al timón de los asuntos, y otros que, aunque ellos no son ricos, están no obstante en una posición de ser útiles de otro modo.

  1. Todas las cosas que han sido mencionadas, pueden, en una gran medida, ser aplicadas a ellos; y nosotros también debemos ser industriosos en procurar sus favores contra cada uno que se oponga a nosotros.
  2. Su autoridad y sabiduría debe ser cortejada para obtener varios servicios que puedan ser ejecutados para nosotros; también debemos hacer una manipulación de sus consejos con respecto al desacato de los ricos; aunque al mismo tiempo, si su discreción y fe pueden ser confiadas, nosotros podemos privadamente hacer uso de sus nombres para amasar bienes temporales para el beneficio de la Sociedad.

Capítulo IV: Las principales cosas a ser recomendadas a los predicadores y confesores de los nobles.

  1. Inmediatamente a la muerte de alguna persona de puesto, que se tomen [*los predicadores confesores de los nobles] el tiempo necesario para conseguir algunos amigos de nuestra sociedad preferidos en su salón; pero esto debe ser sincronizado con tal astucia y manejo de modo de eludir el dar la mínima sospecha de nuestro intento de usurpar la autoridad del príncipe; por esta razón (como ya se dijo) nosotros mismos no debemos aparecer en ello, sino hacer una manipulación de los artificios de algunos fieles amigos para efectuar nuestros designios, cuyo poder puede apantallarlos de la envidia que puede de otra manera caer pesadamente sobre la Sociedad.

Capítulo V: Qué especie de conducta debe ser observada hacia las personas religiosas que son empleadas en las mismas funciones eclesiásticas con nosotros.

Capítulo VI: De los métodos propios para inducir a la viudas ricas a ser liberales con nuestra Sociedad.

  1. Para el manejo de sus asuntos, tales miembros únicamente sean escogidos por su edad avanzada, de una complexión vivaz y agradable conversación; que estos visiten frecuentemente a tales viudas, y al minuto en que ellas comienzan a mostrar alguna afección hacia nuestra orden, entonces es el tiempo de mostrar delante de ellas las buenas obras y los méritos de la sociedad. Si ellas parecen dar bondadosamente oídos a esto, y comienzan a visitar nuestras iglesias, nosotros debemos por todos los medios tomar el cuidado de proveerlas de confesores por quienes ellas puedan ser amonestadas, especialmente a una constante perseverancia en su estado de viudez, y esto, enumerando y alabando las ventajas y felicidad de una vida de soltera: y dejen que ellas pongan en garantía su fe, y a ellas mismas también, como una garantía de que una firme continuación en tal piadosa resolución infaliblemente comprará un mérito eterno, y probará un más efectivo medio de escapar de las que de otro modo serían ciertas penas del purgatorio.
  2. Debe tomarse cuidado de remover tales sirvientes particularmente cuando no guardan un buen entendimiento con la Sociedad; pero esto sea hecho poco a poco; y cuando nosotros los hayamos conducido a trabajar afuera, que los tales sean recomendados como ya lo son, o voluntariamente llegarán a ser nuestras criaturas; entonces nosotros nos zambulliremos en cada secreto, tendremos un dedo en cada asunto tramitado en la familia.

Capítulo VII: Cómo tales viudas han de ser aseguradas, y en qué manera ha de disponerse de sus efectos.

  1. Ellas han de ser perpetuamente presionadas a perseverar en su devoción y buenas obras, en tal manera, que ninguna semana pase en la cual ellas no dejen, de su propio acuerdo, algo aparte de su abundancia para el honor de Cristo, la bendita Virgen, o su santo patrono; y lo dispongan ellas en alivio de los pobres, o en el embellecimiento de las iglesias, hasta que ellas sean enteramente despojadas de sus superfluos depósitos e innecesarias riquezas.

VIII. El confesor tome diligente cuidado en prevenir a tales viudas que son sus penitentes, de visitar eclesiásticos de otras órdenes, o entrar en familiaridad con ellos, bajo ningún pretexto, para lo cual, en la oportunidad apropiada, aclame que la Sociedad es infinitamente superior a todas las otras órdenes; por su más grande servicio en la Iglesia de Dios, y por su más grande autoridad con el Papa, y todos los príncipes; y que es la más perfecta en sí misma, ya que descarta toda persona ofensiva o incalificada, de su comunidad, y por lo tanto es purificada de esa escoria y heces con las que están infectados esos monjes, que generalmente hablando, son un conjunto de hombres no eruditos, estúpidos, perezosos, negligentes de sus deberes, y esclavos de sus vientres.

XIX. El confesor les proponga a ellas, y logre persuadirlas a pagar pequeñas pensiones y contribuciones hacia el soporte anual de colegios y de casas profesantes, pero especialmente de la casa profesante en Roma; no las deje que se olviden de los ornamentos de iglesias, velas, vino, y cosas necesarias en la celebración del sacrificio de la misa.

  1. Si alguna viuda transfiere durante su vida su propiedad entera a la Sociedad; cuandoquiera que la oportunidad se ofrece, pero especialmente cuando ella está bajo la enfermedad, o en peligro de su vida, que algunos tomen el cuidado de representar ante ella la pobreza del más grande número de nuestros colegios, de donde muchos ya erigidos difícilmente tienen los cimientos; comprométanla, por una conducta ganadora y argumentos inducidores, a tal liberalidad como (puedan ustedes persuadirla) para dejar un seguro cimiento para su felicidad eterna.

XVI. El mismo arte debe ser usado con príncipes y otros benefactores; porque ellos deben ser conmovidos a creer, que esos son los únicos actos que perpetuarán sus memorias en este mundo, y les asegurará la gloria eterna en el otro mundo.

Capítulo VIII: Cómo las viudas han de ser tratadas, para que ellas puedan abrazar la religión, o una vida devota.

Capítulo IX: Del acrecentamiento de los ingresos de nuestros Colegios.

  1. Sea el confesor constante en visitar al enfermo, pero especialmente a aquellos que se piense estén en peligro; y que los eclesiásticos y miembros de otras órdenes puedan ser descartados con un buen pretexto, que el superior tome cuidado de que cuando el confesor sea obligado a irse, otros lo sucedan inmediatamente, y mantengan a la persona enferma en sus buenas resoluciones. En este tiempo puede ser aconsejable mover a la persona por aprehensiones del infierno, y al menos del purgatorio; y decirle, que como el fuego es apagado por agua, así el pecado es extinguido por actos de caridad; y esas limosnas no puede ser mejor empleadas que para el nutrimiento y apoyo de los tales que por su llamado profesan un deseo de promover la salvación de sus prójimos.

XVI. Finalmente, que las mujeres que se quejan de los vicios del mal humor de sus maridos, sean instruidas secretamente a extraer una suma de dinero, que por hacer una ofrenda de eso a Dios, ellas podrán expiar los crímenes de sus pecaminosos compañeros, y asegurar perdón para ellos.

Capítulo X. Del rigor privado de disciplina en la Sociedad.

Capítulo XI. Cómo nuestros miembros han de comportarse unánimemente hacia aquellos que son expulsados de la Sociedad.

  1. Dado que aquellos que son despedidos, frecuentemente hacen muy mucho perjuicio a la Sociedad por divulgar tales secretos como los que ellos han estado en conocimiento; sus intentos deben por lo tanto ser obviados en la siguiente manera. Sean ellos convencidos, antes de que ellos sean despedidos, para dar bajo su firma, y juramento [*la promesa de] que ellos nunca, directa o indirectamente, ni escribirán ni hablarán alguna cosa para la desventaja de la Orden; y los superiores mantengan un registro de las malignas inclinaciones, fallas y vicios, que ellos, de acuerdo a la costumbre de la Sociedad, para descargo de sus consciencias, anteriormente confesaron: esto, si es que ellos nos dan ocasión, puede ser mostrado por la Sociedad, a la nobleza y los prelados, como una muy buena manipulación para prevenir su publicidad.

VIII. Que la mala suerte, e inesperados accidentes los cuales les sucedan a ellos, sean inmediatamente publicados; pero con súplicas de oración de buenos Cristianos, para que el mundo no pueda pensar que nosotros estamos saliendo rápido por pasión: sino que, entre nuestros miembros, sean esas cosas, por todos los medios, representadas en los más negros colores, para que el resto pueda ser mejor asegurado.

Capítulo XII. Quién debería ser mantenido, y favorecido en la Sociedad.

Capítulo XIII. Cómo escoger hombres jóvenes para ser admitidos a la Sociedad y en qué manera retenerlos.

  1. Sean atraídos, por pequeños presentes, e indulgencias de libertades agradables a su edad, y sobre todo, que sus afecciones sean alentadas con discursos espirituales.
  2. Sea inculcado, que su elección de entre un gran número, en vez de la elección de algunos de sus compañeros de colegio, es una instancia significativa del llamamiento divino.

VII. En otras ocasiones, pero especialmente en exhortaciones, sean aterrorizados con denunciaciones de eterno castigo, a menos que ellos acepten la invitación celestial.

VIII. Cuando más ardientemente ellos deseen ser admitidos en nuestra Sociedad, más tiempo debe ser diferido dicho favor, proveyendo al mismo tiempo que ellos parezcan más constantes en su resolución; pero si sus mentes parecen estar ondulando, sean usados todos los métodos propios para el inmediato despido de ellos.

Capítulo XIV. De casos reservados, y causas de despido de la Sociedad.

Capítulo XV. De nuestra conducta hacia monjas y devotas.

[Es notado en la copia de pre-publicación de Los Asesinos del Vaticano del cual estos extractos han sido tomados, que una de las páginas está perdida de esta sección de las instrucciones].

Capítulo XVII. De los métodos de hacer avanzar la Sociedad.

  1. Que nuestros miembros principalmente se esfuercen en esto, siempre actúen con humanidad, aun en cosas de momentos triviales; o al menos tengan la apariencia de hacerlo así; porque por este medio, ante cualquier confusión que pueda asomar en el mundo, la Sociedad necesariamente siempre acrecentará y mantendrá su terreno.

VII. El favor de la nobleza y clero superior, una vez conseguido, nuestra próxima meta será traer todas las curas y prebendas a nuestra posesión, para la más completa reforma del clero, que hasta entonces vivió bajo ciertas regulaciones de sus obispos, y hacer considerables avances hacia la perfección. Y últimamente, aspiremos a ser Abades y Obispos, la obtención de lo cual, cuando las vacancias sucedan, serán fácilmente logradas, considerando el letargo y la estupidez de los monjes, porque esto tendería enteramente al beneficio de la Iglesia, que todos los (…)

VIII. Pero si nuestra esperanza en esto fuere marchitada, y ya que necesariamente vendrán ofensas, nuestros esquemas políticos deben ser astutamente variados, de acuerdo a las diferentes posturas de los tiempos; y príncipes, nuestros íntimos, a quienes nosotros podamos influenciar a seguir nuestros consejos, deben ser empujados a embrollarse a sí mismos en vigorosas guerras unos con otros, con el fin de que, nuestra Sociedad (como promotora del bien universal del mundo), pueda por pedido de todos ser solicitada a contribuir en su asistencia, y siempre empleada en ser mediadores de disensiones públicas; por este medio los principales beneficios y privilegios en la Iglesia, serán dados desde luego a nosotros como un modo de compensación de nuestros servicios.

  1. Finalmente, la Sociedad debe llevar al efecto esto al menos, que habiendo conseguido el favor y la autoridad de príncipes, aquellos que no los aman al menos los teman.

Como dije al comienzo de este trabajo -y repito aquí para fortalecer la idea-: sólo pensemos que un Jesuita es, hoy, Papa. Observemos sus acciones desde esta perspectiva.

 

 

 

——————————————————————————–

 

[1] Es un error generalizado suponer que en China, pese a su autoritario régimen, no existe cierta libertad religiosa —especialmente cuando dichas Iglesias comulgan con el poder—. La vigente Constitución de la República Popular China (4 de diciembre de 1982), dice en su Artículo 36: “Los ciudadanos de la República Popular China son libres de profesar creencias religiosas. Ningún organismo del Estado, organización social o individuo puede obligar a un ciudadano a profesar tal o cual religión o dejar de practicarla, ni tampoco discriminar a los ciudadanos creyentes ni a los no creyentes. El Estado protege las actividades religiosas normales. Ninguna persona puede realizar, al amparo de la religión, actividades que atenten contra el orden público, causen daño a la salud de los ciudadanos o perturben el sistema educacional del Estado. Las organizaciones y asuntos religiosos deben mantenerse libres de todo control extranjero”.

 

Y a fin de cuentas y pese a la bonanza económica del padre de Falun en Estados Unidos y su autoproclamado “exilio forzoso”, su madre y su hermana viven tranquilas en Beijing. Además, aunque puede acusárseles de connivencia con el gobierno, numerosos líderes religiosos cristianos, budistas y musulmanes han expresado públicamente su rechazo a Falun Dafa.

 

 

 

[2] La cara visible de los operadores Illuminati; véase [6].

 

 

 

[3] En mayo, precisamente en el Plenilunio de Tauro, desde 1936 se lleva a cabo el «Festival del Wesak» que es de profunda importancia. La tercera parte de la humanidad festeja este evento.

 

Para miles de millones de personas, el asiento central del Dios más elevado está situado en la meseta central del Tibet Chino, en el lugar más alto del mundo y de más difícil acceso. El Monte Callas, precisamente en la meseta de Wesak, es el lugar más sagrado del Planeta y el de mayor bendición. En el momento de la Luna Llena en Tauro, grandes fuerzas espirituales se unen para prestar servicio y actúan como canal grupal. Se produce un alineamiento planetario, abriendo un canal por donde puedan afluir las energías extraplanetarias.

 

En ese momento son posibles grandes expansiones de conciencia. El 18 de mayo, cerca de las 8:00 GMT, se produce el paso de la Luna por el Centro Galáctico a la vez que el Sol está en las Pléyades. Bajo esta configuración nacieron el Buddha y Krishnamurti, y según parece, también Cristo. Por lo tanto, esta configuración señala la verdadera Navidad.

 

Los budistas siguen celebrando la Luna Llena de Mayo (o de Tauro) como el aniversario del nacimiento del Buddha. En esa época, las constelaciones equivalían a los signos, pero ahora, 2.600 años después, puede pasar que alguna vez su verdadero cumpleaños astrológico no caiga en Mayo ni en Tauro, aunque seguirá guardando la misma relación astronómica: el Sol cerca de las Pléyades y la Luna cerca del Centro Galáctico.

 

Esta es también la configuración del nacimiento de Krishnamurti, y según muchos investigadores, muy probablemente también la de Cristo.

 

Esta «casualidad» astronómico-astrológica constituye una de las más fuertes indicaciones concretas acerca de la identidad espiritual de los 3 instructores más grandes de la humanidad, a la vez que debería de hacer que los astrólogos consideraran como especial esta zona del cielo, que, como también veremos más abajo, es especial por otras razones, según recientes descubrimientos.

 

El eje Galaxia-Pléyades es denominado en la astrología cosmoenergética como el «Eje Cósmico», si bien no están separados por 180 grados, y es importante a la hora de definir si una carta es uraniana o no. Tanto el paso de la Luna como el Sol y Urano por ese eje es importante esotéricamente. También los planetas ejercen su influencia de una manera más notoria durante su paso por el eje, particularmente por la Galaxia; como prueba, baste recordar que la gran conmoción que rodeó a la guerra de Irak sucedió durante el paso de Marte por allí.

 

La celebración esotérica de Wesak se realiza en la Luna Llena de Mayo, en relación al nacimiento, iluminación y muerte del Buddha, pero en realidad, lo que está detrás de esas celebraciones y del nacimiento de los otros avataras es el especial alineamiento de la Tierra, la Luna y el Sol con el Eje Cósmico. En todo caso, los días que se suceden entre la Luna Llena y el paso de la Luna por la Galaxia durante el período del paso del Sol por las Pléyades son esotéricamente especiales.

 

 

 

[4] Otra de las sociedades probacionistas y elitistas al servicio laico de los Jesuitas.

 

 

 

[5] Cosa que, no lo tomen a mal, me importaría muy poco.

 

 

 

 

4 comentarios de “La espiritualidad como espionaje: ¿un secreto jesuita?

  1. morena dice:

    dos palabras
    Oriente, siempre fue ATEO, seguidores del DEMONIO hasta en la actualidad. En la epoca de los apostoles, miles de asiaticos fueron convertidos, escrito en la biblia.

    Jesuita, siempre habra contra ellos una guerra pues son los ELEGIDOS DE DIOS, nada de lo q dice aqui confirma q son ellos q escribieron eso, pues la corrupcion, y los traidores del Amor de Cristo, estan en todos lados, escribiendo mentiras, y desinformando a la gente en general, como Usted Sr Gustavo q cree todo lo q le dicen,
    conclusion
    LA VERDAD LOS HARA LIBRE, el q busque la verdad, q solo la tiene DIos, serà libre y en la BIblia q fue ecrito por hombres enviados y portadores del Espiritu de Dios lo dice, por eso si Usted me dice q leyo la biblia no sirve, pues nadie puede leerla sin un guia, ya q las palabra de Dios necesita ser traducida al humano.

    • Gustavo Fernández dice:

      Tu creencia es que la biblia es literal, verídica. Es tu creencia, no puedes obligarnos a que sea la nuestra. Y no presentas una sola evidencia, un sólo argumento fundamentado pero, claro, caes en la crítica «ad hominem» con facilidad. Por cierto, si vas a responder, los lectores y nosotros te agraeceríamos un pequeño esfuerzo de escribir con más claridad y expresión sintáctica.

  2. Pingback: Podcast AFR Nº EXTRA 04: La Espiritualidad como espionaje: ¿un secreto jesuita? – AL FILO DE LA REALIDAD .com.ar

  3. Pingback: Podcast AFR Nº EXTRA 04: La Espiritualidad como espionaje: ¿un secreto jesuita? – Al Filo de la Realidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X