Fotos y videos de OVNIs: ¿sí o no?

Un argumento que campea mucho en la actualidad -especialmente en las redes sociales- es referirse irónicamente a la carencia de imágenes de ovnis captados hoy en día en relación proporcional a la que existía entre 1950 y 1970, especialmente en estos tiempos donde todos literalmente caminamos por la calle con un equipo fotográfico (la cámara de nuestros celulares) que supera en mucho la calidad resolutiva de los mejores equipos profesionales de cincuenta o sesenta años atrás. La conclusión implícita en esos comentarios es que, obviamente, las fotografías y filmaciones de ovnis de aquellos tiempos, al no haberse multiplicado exponencialmente en estos años, remitirían a fraudes o confusiones con explicación convencional.

(Meme)

Junto a estos comentarios, suele campear otro: ¿porqué las imágenes de ovnis son siempre pésimas? (circula un “meme”, incluso, que bromea en su texto: “He ahí un OVNI. Búscame la peor cámara que tengas”.
Voy a proponer algunas reflexiones sobre estos tópicos.

Es muy sencillo refutar la primera crítica simplemente señalando (las redes en general y Youtube en particular están llenas de ellas) que, contrariamente a esa presunción, abundan, más que abundan, a disposición en la Web imágenes de ovnis, fotos estáticas y videos. Se me dirá que “evidentemente” la enorme mayoría son falsas. “Fakes”, que se ha puesto de moda decirles ahora. Es ciertamente muy posible, mas no es seguro. Seguro en términos de procedimientos que se pretendan científicos. ¿Por qué?. Porque nadie se toma el trabajo de analizar esas imágenes para concluir así. Simplemente se observan, se ven “demasiado” perfectas, “demasiado hollywoodenses”, y se concluye que es un buen trabajo de edición. Repito: tal vez lo sea pero…aguarden un momento: ¿no decía la segunda crítica que las imágenes siempre son “pésimas”?. Pongámonos de acuerdo. Si son pésimas, se duda de ellas por su falta de calidad. Si son excelentes, se duda de ellas por su excesiva calidad. Se me ocurre una expresión argentina: puro “gataflorismo”.

El verdadero problema, hoy, no es que falten registros: es que se ha perdido la continuidad de análisis e investigación. Me corrijo: sí existen ufólogos que investigan, dedican tiempo y dinero a proceder metodológicamente. Pero por cierto son -somos, porque pretenderé incluir a nuestro IPEC aquí- escasos. Investigadores y grupos que si deben pagar los honorarios de un fotógrafo profesional, un químico, un edafólogo, un experto en metalurgia, etc., lo hacen si de ello depende tener certezas. Muchísimos otros, simplemente, suponen. Lo que está bien, y llaman a sus suposiciones “conclusiones”, lo que está mal.

Aún más: estamos asistiendo a una proliferación de “ufólogos” cuyo único trabajo es la edición de videos, la puesta en un canal de Youtube y la recolección de “likes”, difuminando la antes clara distinción entre “investigadores”y “difusores”. No es sólo responsabilidad de ellos, ciertamente, sino también de una pléyade de seguidores más interesados en buenos efectos visuales y la reotralimentación de su propio “sesgo de aceptación” que de aburridos protocolos investigativos.

En consecuencia, también se señalará otra objeción: hay demasiado material disponible. ¿Quién se encarga de procesar y analizar todo ello? ¿Por dónde comenzamos?

No tengo las respuestas. Sólo señalar la falacia de las críticas inicialmente apuntadas. En síntesis: la marea de material ha aumentado exponencialmente y la dedicación a la investigación (en términos estrictos) ha decrecido en forma inversamente proporcional. Creo que se debe, justamente, a la sobreabundancia de información (observación que podemos aplicar a toda temática) y que esa sobreabundancia atonta, aletargar los reflejos de extrañeza del público en general y los entusiastas en particular. Prueba esto, sin ir más lejos, cómo reaccionamos (me incluyo, creo que es una condición general de la que no se salva nadie) cuando alguien cercano fotografía o filma un OVNI: automáticamente nos despierta -también cuando es por proximidad geográfica- un interés extra, extra que no existe cuando vemos ese mismo material procedente de algún lejano y desconocido.

Me nacen otras reflexiones vinculadas a esta línea pero en cierto modo tangenciales, de manera que las dejaré para un artículo futuro. Pero no me despediré sin antes hacer hincapié en un momento en, si se quiere, otra especulación formulada como pregunta:

¿Y si la Inteligencia tras los OVNI -de la que tanto hemos escrito que no es independiente del testigo, que interactúa en nuestro marco de Realidad (y vaya a saberse si literalmente no tiene el control del mismo) ha mutado a “formas de manifestación” ya no tan “fotografiables”? Si, como venimos deduciendo hace años, el ”sistema OVNI” modela la Realidad (no es un objeto de “aparición pasiva” en nuestro marco, sino que lo diseña o cuando menos lo influye) es obvio que también puede condicionar o influir no sólo en “cómo” se presenta sino también “qué” podemos hacer ante su presentación. Y es aquí donde este concepto resultará inasible o incongruente a quienes no se planteen una reflexión previa: si lo que llamamos “ovni” es parte de un Fenómeno mucho más complejo que “visitantes extraterrestres” -sin excluirlos- y ha mutado de una escala de apariciones a otra. Por ejemplo, del “estatus” de “naves y aterrizajes” al de “entidades y portales” (o asígnenle ustedes los términos que más les plazca).

En cualquier caso, para zanjar las especulaciones sobre fotos y videos OVNI deberían dedicarse primero ingentes esfuerzos a analizar la enorme avalancha de material disponible (cosa complicada: aparece cotidianamente más material del que somos físicamente capaces de procesar) para poder decir con fundamentos más científicos que el “me parece que” cuando son fraudes y cuando no. Aplicar aquí el “sentido común” (¿común a qué parámetros?) puede servir para algunas imágenes, digamos, “desmesuradas”. Pero hay un enorme espectro residual de contenidos sin verificar.

O tal vez sea una señal de los tiempos. De la necesidad de dejar de hacer tanto énfasis en la casuística, en estos “epifenómenos anecdóticos” y comenzar a reflexionar sobre la enorme masa de material acumulado en siete décadas de investigación para descubrir las mejores preguntas que podemos formularnos.

3 comentarios de “Fotos y videos de OVNIs: ¿sí o no?

  1. Avatar
    José García Álvarez dice:

    LIBROS ESPECIALES

    Estos libros contienen una gran cantidad de conocimiento traído de las estrellas.
    Han sido inspirados por los Sabios Mentores venidos, otra vez, para ayudar al planeta.
    Son muy superiores a los millones de obras ramplonas existentes en las Librerías del mundo.
    Todo aquél que los lea con fe y esperanza, sin duda podrá salvarse, si se arrepiente de sus errores.
    El que los ignore, desprecie o desconfíe de la intención que llevan, tendrá un largo tiempo para lamentarlo.
    Pueden adquirirse en alvibooks@mail.com, en Amazon y en otras empresas del ramo.

    JOYAS LITERARIAS

    PUBLICADAS POR EDITORIAL ALVI BOOKS

    alvibooks@mail.com

    1.- Profeta y Contactado-NOSTRADAMUS-
    https://www.amazon.es/dp/B08BTZ38GT?tag=relinks2-21

    2.- ¡APOCALIPSIS FINAL!
    https://www.amazon.es/dp/B08928MFC1?tag=relinks2-21

    3.- LA OTRA MORADA
    https://www.amazon.es/dp/B087SHQLY9?tag=relinks2-21

    4.- ANIQUILACIÓN 2018-2033
    https://www.amazon.es/dp/B087L4TGGG?tag=relinks2-21

    José García Álvarez
    Roquetas de Mar – España
    apostol72@movistar.es

  2. Avatar
    Josep dice:

    Siempre que leo lo de las fotos de OVNIs borrosas, recuerdo al amigo Héctor Boetto. Hablando de sus Fotos Raras:
    http://cieloaguatierra.blogspot.com/ , tratamos muchas veces el tema de los OVNIs borrosos (no desenfocados), y de la posibilidad de que se tratara de Magneto-Hidro-Dinámica (MHD), que la usaran, no como propulsión, sino como camuflaje parcial en la atmósfera, y sobre todo para evitar el Bang Supersónico. Me mostró fotos de cazas de última generación con partes borrosas, sacadas del blog de Jean-Pierre-Petit precisamente para demostrar que usaban la MHD. Curiosamente había sido yo quien le habló de esta web, y a los pocos días se movía por ella encontrando temas y sobre todo fotografías que yo hubiera tardado años; el amigo Héctor tenía un excelente «ojo de fotógrafo».
    Para los que no somos científicos, la MHD es un latazo, pero Jean Pierre Petit, que además un sabio, es también un genial dibujante de comics, la explica de forma interesante y divertída:
    http://www.savoir-sans-frontieres.com/download/spa/mursilence.htm
    Feliz 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X