Erks: lo que no te cuentan

El mero título convoca a la imaginación y puede desatar las fantasías más exóticas. Cuatro letras inextricablemente ligadas por siempre a la leyenda de una “ciudad subterránea” bajo el no menos mítico (pero muy tangible) cerro Uritorco.

La postura frente a Erks, tanto del investigador como del simple curioso o interesado, cubre el más amplio espectro de las expectativas humanas. Negación absoluta, creencia absoluta y desmedida de las afirmaciones más absurdas, lecturas más metafísicas aún de lo que ya por definición está más allá de lo físico, interpretaciones simbólicas. Todo es posible, partiendo del paradigma de realidad que se acepte.

No es objeto de este breve artículo regresar sobre nuestra propia opinión. De hecho, sólo recordar lo expresado en estos trabajos, “Una sombra Illuminati sobre Erks”, “Erks, el Infierno y el Mundo Subterráneo” y tantos otros con los que no aburriremos aquí (pero que los interesados pueden buscar en nuestro blog, simplemente ingresando en el Buscador la palabra “Erks”) así como de los numerosos fraudes creados alrededor del mito (como, por ejemplo, éste).

El portal de Erks, según la mirada de Acoglanis

Pero ha comenzado la primavera en el hemisferio austral y nuevas oleadas de entusiastas se preparan para atisbar, cuando menos, la espiritual e intraterrena -si no interdimensional- ciudad. Bien por ellos. Pero cuidado.

Porque a las precauciones habituales que la montaña exige, sea éste un recordatorio de prevenirse de los oportunistas de siempre. Porque cuando llegados a Capilla del Monte se dirigen al recepcionista del hotel, el chofer de remisse, el empleado de la agencia de turismo preguntándole sobre como “ver las luces de Erks”, se le lleva -pago arancelado mediante- a “Puertas del Cielo”, una pequeña loma más allá de las grutas de Ongamira. Allí, ya saben, el guía de turno organizará una meditación grupal, entonará algunos mantras en “Irdin”, inefable lengua cósmica y tal vez acompañará con algunos instrumentos musicales. Sólo que se les habrá “escapado” (por oportunismo) un pequeño detalle: ese paraje nada tiene que ver con Erks.

Efectivamente, reunir un poco de información señala dos cosas: el lugar donde Ángel Cristo Acoglanis, el “portero de Erks” reunía a sus grupos nunca fue ése: fue en la explanada de acceso a Los Terrones. Más aún -para quienes hayan recorrido este bello lugar- no desde la cima del mismo sino al final del llamado “recorrido corto” que tantos turistas conocen. Esto queda testimoniado (a) por los testigos que acompañaron en esas excursiones nocturnas a Acoglanis, (b) porque llegar a la cima -y descender- de noche hubiera sido imposible ya que muchos de los habituales acompañantes del “portero” carecían de práctica senderista -de hecho, en sus relatos comentan como luego de dejar los vehículos “caminaban unos pocos metros hasta el lugar donde “Saruma” se manifestaba”, lo que realmente coincide con el llamado “recorrido corto” y (c) porque las ilustraciones del mismo Acoglasnis para “Los diarios de Erks” (base material de los libros de Triguerinho) muestran ese pórtico que luego él mismo sugiere representar en las columnas con el cuarzo donde hoy tantos se toman la inevitable foto.

Ahora bien, si ésa es la localización de Erks, ¿porqué llevar, hoy, a la gente a “Puertas del Cielo”?. Acoglanis era amigo personal de Ramón Verón, propietario original -hoy, a cargo de sus hijos- de “Los Terrones” (pues se trata de un predio privado). Aún más, de su bolsillo Acoglanis hizo llevar el primer tendido eléctrico a la explanada y abrir el camino para automóviles que hoy permite llegar al lugar. Hacia el final de su vida había comprado 150 hectáreas a la entrada misma del predio, donde pensaba levantar un centro holístico de sanación que así estaría “complementado” con la proximidad de Erks, proyecto que colapsa con el asesinato, el 19 de abril de 1989, de Acoglanis – Saruma.

El «portal» del «recorrido corto» ya comentado

Cuando esto ocurrió, los Verón ya no quisieron que nadie que no fuera ya su amigo llevara gente a hacer esas experiencias allí. En consecuencia, los nuevos guías buscaron otro lugar. Pero no podía ser un lugar cualquiera (aunque las razones no fueran místicas). Tenía que ser un lugar desde donde también se vieran “luces” aunque se tratara de “otras luces”: y eligieron lo que hoy llaman “Puertas (o “Puerta”) del Cielo”.

¿Y porqué este sitio en particular?. Porque dice la gente que llevan ahí de noche a “hacer contacto” que pueden observar “en el cielo” las luces de Erks y de las “naves” que van y vienen. Lo que esos “guías” ocultan, es que las “luces” pertenecen a las localidades de Colonia Caroya y Deán Funes, y las “naves” a las luces de los automóviles que hacen la ruta entre ellas, como cualquiera puede comprobar regresando de día y observando, ya sea a ojo desnudo o con binoculares.

Para quienes aquí dirán que nosotros “no abrimos el corazón” o que “nos negamos a los hermanos mayores”, señalemos que se trata de la típica “picardía criolla” aprovechándose de la gente foránea, que de buena fe pero desconocedores de cómo moverse en el lugar y generalmente con tiempos acotados, hacen la excursión nocturna y les basta con ello. Por cierto; las luces no están “en el cielo”. De noche y desde la perspectiva de la loma no es posible distinguir donde finaliza el horizonte y comienza la bóveda celeste, todo es una sola oscuridad. Así que no se necesita mucho para creer que esas ”luces” flotan en el espacio, cuando en puridad están a ras del suelo. Esto es perfectamente sabido por (casi) todos los habitantes del pueblo, pero en clara quizás complicidad y solidaridad corporativa prefieren no mencionarlo a los visitantes; el invierno es largo y duro y en esas “ventanas” de oportunidades turísticas todos necesitan hacer unos pesos sin sabotearse mutuamente…

Es decir que se presenta una doble mentira: afirmar que el lugar para observar las “luces” es el que nunca fue, y luego decir que las luces de pueblos y caminos -insisto, desconocidos para el forastero- es en realidad lo que se busca. Y, por cierto, ¿cuántos turistas, que sólo cuentan con unos pocos días y muchos lugares por conocer, gastarán tiempo y dinero en regresar nuevamente con luz solar al sitio para compararlo con sus observaciones nocturnas?. Es en ocasiones fácil dejar que las ilusiones se hagan cargo del día…

Y una observación muy importante: gente bienintencionada dirá que “toda la región es un inmenso portal” (con lo que estoy de acuerdo), y que “cuando uno eleva su vibración no importa dónde se manifiesta Erks” (con lo que también estaría de acuerdo). Entonces, ¿porqué es necesario mentir al desprevenido diciéndole que desde ese sitio -Puerta del Cielo- y sólo desde ese sitio podrá observar las “luces de Erks” si, de acuerdo a lo señalado recién, daría lo mismo hacerlo desde el fondo de la casa de cualquier vecino o apenas en algún tranquilo recodo de uno de sus múltiples y encantadores caminos?

Sigan su búsqueda de Erks, una búsqueda lícita y estimulante, así lo hagan explorando escondidos rincones serranos o su propio interior. Pero reservémonos la capacidad de mirar con criterio a los mercachifles del supermercado espiritual y sus engañosos y bárrocos discursos.

15 comentarios de “Erks: lo que no te cuentan

  1. nazareth dice:

    En nuestro caso jamas dijimos que el unico lugar fuera Puerta de Cielo ni que las luces que se ven a lo lejos fueran las deErks
    Siempre decimos que son la de las ciudades de Cordoba…

    Pero te cuento que hemos tenido experiencias maravillosas en el lugar y en Los Terrones tmb
    Estoy de acuerdo que cuando uno eleva su vibracion, puedenhaber esas manifestaciones
    Naza

  2. Aldo dice:

    Hola, le cuento que es posible que algunos malintencionados muestren luces falsas el puerta del cielo, pero mi experiencia personal fue verlas a 50 o 70 metros mirando hacia abajo, donde no hay caminos ni ciudades.
    No todo lo que brilla es oro, pero tampoco la negación de todo.
    Saludos

    • REINALDO ANDRADA dice:

      A mi también en Puerta del Cielo mirando con mi esposa hacia Cruz del Eje y hacia abajo llegaron flotando dos luces y se detuvieron aprox. 20 mts. Dias posteriores volví al lugar de dia de noche , ese año abril del 2010. Rastrillé la zona, tomé medidas ,recorrí los pueblos aledaños, también en ese año volví por el mismo tema cuatro veces , y hasta el 2017 por lo menos dos veces por año, naturalmente investigando el fenómeno. En ese lugar es a tener en cuenta.Lo unico que volví a ver fueron luces como flash.

      • Adriana dice:

        Hola hace años voy a Capilla del Monte y en reiteradas oportunidades a los terrones, si vi luces y la energía es muy fuerte. Yo no trataría de desestimar a nadie que vea y sienta. Erks existe y también existe gente que no quiere creer.

    • Gustavo Fernández dice:

      Todo es posible?. A ver…. rascate la espalda con la rodilla.
      Una cosa es admitir la posibilidad que Erks exista -que no es lo que se debate aquí- y otra señalar la mentira de algunos para generar unos dinerillos inventando una «puerta del cielo» que, de haber existido, estaba en OTRO lugar al cual, como ya no dejan entrar, es necesario reemplazar por alguna improvisación. Acabo de hacer un resumen del artículo, porque quizás fue muy largo y no se comprendió 🙂
      Yo estoy de acuerdo con vos, Norma, que uno debe ser abierto de mente y admitir «n» realidades, pero la nota apunta a quienes mienten ex profeso sólo para llevar gente de buena fe y sus billeteras.
      Tal vez Erks exista, sí. Pero esa «puerta dal cielo» alternativa es cuando menos, un invento. Porque -si como afirman muchos- toda la región es un «portal», ¿para qué llevar a los interesados a un lugar específico bajo la premisa que desde allí, y sólo desde allí, se verá Erks?.
      Cuuidado con frases del tipo «todo es posible» cuando, sin quererlo, pueden justificar las falacias de algunos.

      • Lucia dice:

        Realice esa » experiencia de contacto » hace 3 años en el lugar que mencionas..Lo unico que me sorprendio fue el cielo …» estrellado «???..no se como describirlo ..porque era sorprendente…Desconozco si lo que se veia eran estrellas..o naves…
        En cuanto a la experiencia de » contacto «..no fue lo esper ado…a veces aparecian luces..que quiza eran la de vehiculos que circulaban..

        • Arminda dice:

          La primera vez que visite Capilla del Monte, en meditación me mostraron todos los lugares que iba a costar, con respeto a la ciudad de ERKS, se me mostró una ciudad plana y una invocación para hacerlo, siempre escuche al guía del grupo, pero no coincidan con lo que había visto. En otras idas a Capilla, fui teniendo otras experiencias y con un compañero le mencione las palabras de invocación, el las hizo y en unos minutos se nos vino encima un malo como luciérnagas y tuvimos que salir urgente porque nos invadían. Ya en el coche y rumbo a Capilla nos siguieron y yo tuve la experiencia cuando entré a la habitación del hotel, el malo se dreno en mi puerta, ahí tome coraje diciendoles » hermanos porque se molestan si mi intención no fue molestarlos», ahí se calmo todo y desaparecieron. Esa fue mi experiencia y la de este compañero

  3. Manuel Gerardo Monasterio dice:

    Excelente artículo desmitificando las fantasías -y el fraude- acerca de un tema trascendental como lo es la presencia Extra -e Intra-Terrestre en nuestro planeta. Habiendo conocido personalmente tanto a Acoglanis como a Terrera, puedo confirmar de primera mano que lo que plantea aqui Gustavo Fernanez -un Investigador Serio- resulta tal cual lo está planteando él aqui. Gracias por Esclarecer, y por tener el coraje de exponer la desnudez de los falsos emperadores de la Nueva Era mentirosa, no de la Verdadera.

  4. REINALDO ANDRADA dice:

    A mi también en Puerta del Cielo mirando con mi esposa hacia Cruz del Eje y hacia abajo llegaron flotando dos luces y se detuvieron aprox. 20 mts. Dias posteriores volví al lugar de dia de noche , ese año abril del 2010. Rastrillé la zona, tomé medidas ,recorrí los pueblos aledaños, también en ese año volví por el mismo tema cuatro veces , y hasta el 2017 por lo menos dos veces por año, naturalmente investigando el fenómeno. En ese lugar es a tener en cuenta.Lo unico que volví a ver fueron luces como flash. Pero también comprobé los abusos que menciona el Sr. GUSTAVO FERNANDEZ totalmente cierto. Los que conocen Capilla sabrán de la inexplicable sensación de bienestar de la zona. Soy ecéptico de algunas cuestiones pero… esas luces estuvieron ,gran susto me pegué.Saludos.

  5. Armando dice:

    Lo más loco que me paso a mi en puertas del cielo a las 4 de la tarde, un día nublado con mi esposa y dos amigos fue que derrepente del piso salía una luz dorada muy fuerte. Tomé una foto al cielo en ese momento estaba todo nublado, la foto sale con un cielo celeste diáfano. Fui el único que pudo ver la experiencia. Luego me descompuse

  6. jorge guimaraenz dice:

    Hace un tiempo, fuimos en excursión familiar a Puerta del Cielo. U n lugar increíble, una noche espléndida y super estrellada. En un momento, miramos todos el cielo, porque a lo lejos vimos una luces de todos colores como si fueran los del arco iris, como si cayera un tipo «meteorito» que terminó desintegrándose cuando iba cayendo. En mi caso, fue la única experiencia distinta que viví en Capilla del Monte, ciudad espectacular!

  7. Fanny Landini dice:

    Hola a todos. Soy una enamorada de Capilla del Monte. No sé por qué, no hay un motivo puntual, sin embargo, la primera vez que fui, con una mente incrédula y bien escéptica, sentí que se me abría un espacio en el pecho. Ese invierno nevó, nos alojamos en el hotel Roma. Decidimos hacer alguna excursión y fuimos a la agencia de Angel Luz, cuando estaba aún en la galería de la techada. Con mi esposo decidimos ir a Puertas del Cielo, porque era el único circuito disponible. En el horario de salida comenzó a llover. Pensamos que no habría excursión y Ángel llegó con su combi y nos invitó a subir a los cuatro o cinco «aventureros». La excursión era de 14 a 21 hs. aprox. Nos pareció un montón, pero no había otra cosa que hacer ese día. Agua y nieve era todo lo que se veía. Ángel nos iba relatando la historia del río Calabalumba, el paso del indio, las Grutas de Lourdes, el cerro Colchiqui y entre historia y bromas llegamos a puertas dl Cielo. A mí no me alcanzaban los ojos para «ver» ese lugar (que después, en otro viaje conocimos al dueño, también propietario de un hotel en el pueblo de Capilla). Yo no vi nada, hacían 1000 grados bajo cero y Ángel recitaba algo en Irdin pidiendo permiso para hacer una meditación y agradeciendo el día, la vida, etc…
    Con mi esposo estábamos a 10 metros del suelo (metafóricamente). Yo sacaba fotos con un Ipad nuevo que compré para «no perderme nada». Sentí que se abrían los cielos y algo pasaba. Ese lugar es magestuoso. Fui 10 veces más durante el día, y siempre con la misma agencia. Esa noche , cuando llegamos a un bar a comer algo, le pido a mi esposo el ipad para «ver» todo!!! El Ipad no estaba, no lo tenía ni él ni yo. Busco desesperadamente el teléfono de Ángel y lo llamo. Él me dice que estaba cenando que se iba a fijar en la combi y me llamaba. Cagamos, pensé, sin foros, ni Ipad y con 12 cuotas por delante. Ángel me llama a mi celular y me dice que lo había encontrado en el asiento que ocupé. Ese hombre es especial, nunca habló de nada extraño, pero se conectó con no sé quienes y los bajó hasta nosotros.
    En otra oportunidad hablamos con Osvaldo (el dueño del Hotel Roma) para que nos llevara a uno de los portales de Erks. En las primeras oportunidades se negó. Una noche accedió y fuimos. Éramos mi esposo, yo y seis amigos con los que viajamos siempre. Nos metimos noche adentro por una de las calles que va al Uritorco. No había luna y sólo la luz de los autos nos guiaba. Osvaldo, un hombre delgado, serio y de pocas palabras, nos pidió que apaguemos celulares y todo lo que nos interrumpa. Nos paramos al borde del camino, de cara a una barranca que no sé cuánta profundidad tenía pero no se veía más que oscuridad. Osvaldo le habló a alguien ??? en Irdin, silencio ……. en un momento, yo no sé cómo ni de dónde, subían desde el fondo de la tierra (no sé que distancia había en ese barranco porque no se veía nada de nada, unas formas luminosas que mi mente no entendía y tampoco sabía si las estaba imaginando, pero ahí estaban!!! Y se desplazaban entre nosotros como si nos atravesaran. Algunos de mis amigos estaban emocionados hasta las lágrimas. Osvaldo nos tomaba las manos y nos dama un mensaje a cada uno de acuerdo a lo que le decías esos seres. Él no nos conocía, a ninguno de nosotros. En un momento le tocó las manos a uno de mis amigos, que es médico y le dio un mensaje exacto para él y su profesión, a mí también me dijo algo puntual sobre mi actividad y mi servicio.
    Cuando terminamos esa experiencia, volvimos al pueblo mudos, atónitos y sin saber qué habíamos vivido. Llegamos y le preguntamos a Osvaldo cuánto debíamos. La respuesta fue contundente: NADA. Vuelvan mañana que había una música en no sé que frecuencia llamada Sarumah ¡? Fuimos al otro día y nos mandó a la casa de un chico que nos cobró el valor del CD virgen, nada más.
    Mi última experiencia, y por las que les escribí este largo mensaje, fue con una mujer que se hace llamar Patricia, la mensajera de María. Viajamos con los mismos amigo recomendados por otro amigo en una fecha puntual, porque esta señora iba a recibir un mensaje de la Virgen María. Yo no soy religiosa y creo en lo que creo, pero acompañamos al grupo a ver cómo era la experiencia. Queda unos kilómetros pasando Capilla hacia Cruz del Eje. Había una entrada con jóvenes vestidos de blanco y celeste que nos acompañaban a «la capilla». Entramos y nos sentamos en bancos como los de la iglesia. A la derecha había un mueble, como una urna larga para las donaciones. Había gente enferma, algún discapacitado, otros varios que acudía con sus propias necesidades. Yo, muda. Mi marido me miraba como pidiendo que no abra la boca. En un momento hace su aparición Patricia Cattani, vestida de blanco y con un brillito pegado en la frente, que se le caía a cada rato y ella se volvía a pegar. Dijo una sarta de estupideces y empezó a «conectar con la Madre» en medio de contorciones corporales y gestos indescriptibles…cuando la poseyó, empezó a tocar a algunas personas que estaban allí adelante (yo me quería ir), sentí verguenza de semejante puesta en escena, aprovechándose de la necesidad de la gente. Mi capacidad de asombró había llegado al límite, pero, por respeto a mis amigo, me quedé inmóvil. Cuando terminó la epifanía, ella le gritaba des de el «escenario» a un pibe apoyado en la puerta del lugar, con literales palabras: «porque vos P……. sos un boludo»….yo no escuché más y me bloqueé. salimos todos para irnos y miro hacia detrás de la capilla y veo al muchacho que había estado en sillas de ruedas, allá lejos, paradito fumando bajo un árbol.
    Llegué al pueblo con una mezcla de indignación y estupor y pregunté a cuanto comerciante pude sobre esta señora. Silencio total…ellos no saben bien de qué va, pero tienen pegado en el vidrio de sus locales, un cartel con las fechas de la próxima epifanía. O sea, la Virgen ya le pasó a esta mujer, su agenda para el mes próximo, y así siempre, cada mes «baja dos veces, cada quince días». La Iglesia no hace nada al respecto? No hay Alguien que pueda controlar estas estafas o es una manera de currito argentino?
    Bueno, les conté un poco sobre estas experiencias, agradezco el espacio y sus comentarios.
    Fanny Landini

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

X